Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 16:50

Seis especialidades se salvan de la jubilación forzosa, en Aragón

El consejero admite problemas de reemplazo en dichas áreas

Martes, 05 de abril de 2016, a las 16:07
Redacción. Zaragoza
El Consejo de Gobierno ha aprobado que los médicos de las especialidades de anatomía patológica, anestesiología y reanimación, cardiología, cirugía ortopédica y traumatología, obstetricia y ginecología, y radiodiagnóstico, retrasen su jubilación un año.

Sebastián Celaya.

El ahorro en este capítulo sería "injustificable", ha dicho el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. En total, hay 62 plazas de cobertura "extremadamente difícil", concretamente seis patólogos, 13 anestesistas, siete cardiólogos, 15 cirujanos y traumatólogos, cuatro ginecólogos y 17 radiólogos.

Incluyendo la previsión de jubilaciones reglamentarias y la contratación de médicos residentes que finalizan su periodo formativo en los próximos dos años, en 2016 habrá un déficit de 50 especialistas y en 2017 serán 28.

El consejero ha advertido de que "se está produciendo una progresiva falta de profesionales para cubrir vacantes" y que en las seis mencionadas "no hay facultativos dispuestos a cubrirlas", de forma que incluso en hospitales grandes como el Miguel Servet y el Clínico se ha detectado esta carencia. Las Cortes de Aragón ya han aprobado tres proposiciones no de ley emplazando al Gobierno a tomar medidas.

Por otra parte, el consejero ha indicado que el Departamento está negociando con los sindicatos sobre la incentivación de profesionales sanitarios en los hospitales periféricos.

“Asunto conflictivo”

Este es un "asunto conflictivo", ha señalado Celaya, quien ha expuesto que en 2013 el Departamento de Salud elaboró un plan de recursos humanos mediante el cual todos los facultativos estaban obligados a jubilarse al cumplir los 65 años, una decisión que recurrieron los sindicatos ante el TSJA, que anuló el plan por considerar que atendía únicamente a razones de índole presupuestaria "y no era un plan de recursos humanos".

A su juicio, "el crecimiento espectacular que tuvieron las listas de espera la pasada legislatura ha tenido que ver con esto, con los recortes producidos con la crisis", añadiendo que "se aplicaron recortes injustificables" y a finales de 2014, "a última hora" el Ejecutivo contrató a más profesionales "para ver si así conseguían recortar las listas de espera".

El Departamento ha iniciado el procedimiento administrativo para que el nuevo plan de recursos humanos, en fase de elaboración, pueda estar en disposición de discutirse con los sindicatos el próximo verano y mientras tanto, dada la "situación de urgencia" se ha autorizado a continuar a los médicos de 65 años de estas especialidades.