Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

El Parlamento pide financiar los tratamientos a rentas inferiores a 18.000 euros

La moción ha sido aprobada con los votos a favor de UPN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra, mientras que el PPN se ha abstenido

Jueves, 19 de noviembre de 2015, a las 14:14
Redacción. Pamplona
El Pleno del Parlamento ha aprobado, con los votos a favor de UPN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu, PSN e I-E y la abstención de PPN, una resolución por la que se insta al Gobierno de Navarra a “establecer un sistema de ayudas destinadas a facilitar la adherencia al tratamiento médico sujeto a financiación pública prescrito por personal del Servicio de Salud a las personas enfermas cuyos ingresos en rentas anuales sean inferiores a 18.000 euros”.

La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que, a su vez, se solicita al Ejecutivo a que “dichas ayudas tengan como beneficiarias a todas aquellas personas que sean titulares de la Tarjeta Individual Sanitaria del Servicio Navarro de Salud y sus beneficiarios, así como a las personas que tengan derecho a obtener prestaciones sanitarias del Servicio de Salud, de conformidad con la Ley Foral 8/2013, de 25 de febrero, por la que se reconoce a las personas residentes en Navarra el derecho de acceso a la asistencia sanitaria gratuita del sistema sanitario público de Navarra”.

Este epígrafe ha sido enmendado, en lo tocante a la Ley Foral 8/2013, por el titular de la iniciativa, PSN, junto a Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E.

Del mismo modo, ya en un tercer apartado, se emplaza al Gobierno foral  a que “las cuantías de las ayudas sean las correspondientes a las cantidades que hayan hecho efectivas, como consecuencia de su tratamiento médico prescrito por el personal del Servicio de Salud en relación con tratamientos farmacológicos, productos dietéticos y efectos y accesorios, sujetos a financiación pública”.

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por PSN alude al “impacto negativo” del Real Decreto-ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, un modelo de “copago farmacéutico” que, debido a su “efecto disuasorio, penaliza especialmente a inmigrantes indocumentados, enfermos crónicos o jóvenes mayores de 26 años desempleados, colectivos todos que destacan por su vulnerabilidad”.

El proponente recuerda que, si bien Navarra optó por garantizar la cobertura sanitaria universal, tampoco ha podido paliar el impacto del copago, debido a que la Ley Foral 18/2012 sobre complementación de las prestaciones farmacéuticas en la Comunidad Foral se encuentra suspendida desde que fuera recurrida al Tribunal Constitucional.