Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Satse critica que se considere “asumible” el envío de unos 1.000 profesionales al paro

El sindicato rechaza que los de Osakidetza sean “empleados públicos de tercera”

Miércoles, 06 de marzo de 2013, a las 17:07

Redacción. Bilbao
Las declaraciones del portavoz de Gobierno, Josu Erkoreka, tras anunciar la ampliación de jornada para los trabajadores públicos, no han dejado indiferente a Satse. A través de un comunicado, el sindicato de Enfermería ha recordado que lo que Erkoreka trató como “daños colaterales asumibles” son, en realidad, 5.000 trabajadores temporales que perderán su empleo en Osakidetza.

José Antonio de Léniz, secretario general de Satse Euskadi.

“Son personas con nombre y apellido a las que esta medida condena al desempleo”, recuerda Satse en el comunicado, donde sitúa en unos 5.000 los puestos de trabajo eventual que se perderán en el conjunto de Osakidetza, de los cuales entre 500 y 1.000 pertenecerán a profesionales de la Enfermería.

El sindicato ha tachado de “falsos” los datos aportados por el Ejecutivo, que situaba el aumento horario en 22,5 horas anuales. “Para una enfermera el incremento mínimo será de 45 horas al año, y la media se sitúa en las 70 horas”, asegura.

Las diferencias en la aplicación del aumento de jornada entre trabajadores es otro de los aspectos que ha criticado Satse, que ha acusado al Gobierno de no tener “talante ni talento”. Así, denuncian que se van a crear “empleados de primera, segunda y tercera categoría”, siendo los profesionales que trabajan a turnos, como es el caso de Osakidetza, “los que salen peor parados”.

El sindicato ha recordado al Gobierno, además, que los despidos de profesionales de Enfermería supone alejarse “aún más” de la media de los países de la OCDE en número de enfermeras por habitantes.