14 nov 2018 | Actualizado: 13:55
Jueves, 28 de febrero de 2013, a las 13:52

Redacción. Palma
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social de Baleares, Martí Sansaloni, ha negado este jueves que el cierre de los centros de salud de la comunidad haya supuesto un mayor gasto para la comunidad puesto que, según ha dicho, esta medida ha contribuido al ahorro obtenido por el Gobierno, si bien no lo ha concretado.

Martí Sansaloni.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Sansaloni, quien ha comparecido acompañando al portavoz del Ejecutivo, Rafael Bosch, ha reiterado que esta medida ha permitido que haya ahorro y, además, ha asegurado que no se ha producido una "pérdida de calidad asistencial".

Por otro lado, Sansaloni ha hecho hincapié en que el cierre de los centros de salud por las tardes no ha supuesto la saturación de los servicios de Urgencias "como pronosticaban", una congestión que, según ha dicho, no se llegó a producir ni durante los primeros meses de aplicación de la medida, cuando había una mayor presión asistencial.

El consejero ha destacado que el Ib-Salut “ha contenido de forma importante el gasto y ha invertido la tendencia”. En este sentido, ha apuntado que esta información está publicada en la página web institucional.

“Lo importante son los resultados y no las valoraciones partidistas”, ha manifestado Sansaloni. Así, ha considerado que la oposición no debe “dar lecciones de contención del gasto” puesto que no están legitimados “para estos cálculos que no pueden ser contrastados”.

Finalmente, ha remarcado que otras comunidades autónomas han adoptado medidas “más drásticas” que las establecidas en las islas y ha apuntado el alto grado de satisfacción que existe en la Gerencia de Atención Primaria.