Mantiene que el plan es “abierto y negociado”



27 nov 2012. 14.07H
SE LEE EN 2 minutos

Redacción. Palma
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social, Martí Sansaloni, ha afirmado que cree "firmemente" en que el despido de trabajadores permitirá la viabilidad del Hospital General y Joan March y ha asegurado que el exconsejero de Salud Vicenç Thomàs no se atrevió a realizar unos recortes, a pesar de gastarse 60.000 euros en el Plan de Reestructuración de Gesma.

A la izquierda: Vicenç Thomàs, portavoz socialista en el Parlamento. A la derecha: Martí Sansaloni, consejero de Salud.

Según ha revelado CCOO hasta un total de 124 interinos del Hospital General y del Joan March podrían verse afectados por el plan de equilibrio y en el pleno del Parlamento, Sansaloni ha acusado a Thomàs de tener un informe en el que se establecía que sobraban "16 médicos, más de 40 enfermeras, más de 40 auxiliares, cuatro fisioterapeutas y seis técnicos" pero, según ha dicho, "no se atrevió" a llevarlo a cabo como el actual Ejecutivo pretende.

"Buscando en los cajones, no hemos encontrado dinero, pero sí cosas como éstas", ha dicho el consejero, por lo que le ha pedido a Thomàs que "tenga memoria" y ha avanzado que con su Plan de Viabilidad, que es "abierto y negociado" incluso él "estará contento" debido a que se está realizando un "trabajo conjunto".

Thomàs ha cuestionado que con los despidos se vaya a perder en "prestaciones y calidad", debido al "reto" que supone "definir" las nuevas condiciones" por lo que ha mostrado su "preocupación" ya que "desde abril se han reducido 34 plazas de trabajadores".

 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.