Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45

Sanidad no demolerá la antigua Fe “por razones de interés público”

Procede a la anulación de la retención de crédito realizada por un importe de 18,8 millones

Viernes, 10 de julio de 2015, a las 10:55
Redacción. Valencia
La Consejería de Sanidad ha renunciado a la celebración del contrato sobre demolición de los edificios del antiguo hospital La Fe “debido a la inviabilidad de su ejecución por razones de interés público”.

Así se recoge en la resolución de la Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública de renuncia a la celebración del contrato sobre redacción del proyecto y ejecución de las obras de demolición de los edificios e instalaciones del antiguo Hospital La Fe, que publica el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV).

Carmen Montón, consejera de Sanidad.

Según la resolución, se procede a la anulación de la retención de crédito realizada por un importe de 18,8 millones de euros. El expediente para la demolición del antiguo hospital La Fe se encontraba actualmente en fase de licitación, que finalizaba el próximo 20 de julio. En su reunión del pasado 1 de julio, el Consell decidió proceder a la revisión y planificación de la atención sanitaria en la zona norte de la ciudad de Valencia y estudiar y contrastar los informes sobre la posibilidad de rehabilitación del antiguo hospital La Fe.

Entre las razones para renunciar al contrato para la demolición, la resolución explica que las obras de finalización de la torre A del nuevo hospital La Fe han sufrido una ampliación de plazo hasta el 15 de diciembre. También se argumenta que los laboratorios de análisis clínicos, que siguen ocupando parte de las plantas 6 y 7 de la antigua Escuela de Enfermería, no se podrán desplazar al nuevo hospital La Fe hasta finales de 2015.

Además, la Unidad de Cáncer de Mama ubicada en la planta baja de la antigua Escuela de Enfermería tiene que reubicarse en otras instalaciones, “no pudiendo hacerse efectivo este traslado hasta finales de 2016, puesto que ha quedado pendiente su futura ubicación”.

La base SAMU y el Servicio de Emergencias Sanitarias también se encuentran ubicados en las instalaciones de la antigua Escuela de Enfermería y su reubicación futura ha quedado pendiente de concreción. “Se estima que su traslado no podrá realizarse hasta finales de 2016, primer trimestre de 2017”, añade la resolución.

En la planta semisótano del pabellón central se encuentra ubicado un laboratorio de metrología de radiaciones ionizantes perteneciente al Centro Nacional de Dosimetría, organismo dependiente del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, entidad gestora de la Seguridad Social, que ha pedido la reubicación del laboratorio y la ampliación de sus instalaciones en el edificio de la antigua resonancia magnética. “Desde la confirmación de la nueva ubicación, en su caso, se requerirán un mínimo de 18 meses para su traslado”, según el texto de la resolución.

ENLACES RELACIONADOS:
Acceda al DOCV