13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Sanidad: “La peor parte del ajuste ya ha pasado”

Las cifras que maneja el equipo de Ana Mato no coinciden con las ofrecidas por Montoro

lun 30 septiembre 2013. 17.42H

María Márquez / Imagen: Adrián Conde. Madrid
La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, y el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, han desgranado el presupuesto del Ministerio para el próximo año, hecho público unas horas antes. El mensaje de ambos ha sido claro: se abre una “nueva fase de consolidación” de políticas sociales y sanitarias. Nuevos tiempos en los que “la peor parte de los ajustes presupuestarios ya ha pasado”, según Moreno.

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo, y Manuel Moreno, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

El secretario de Estado ha recalcado que las partidas de 2014 “son una apuesta decidida por del Gobierno con el Estado del Bienestar. Dejan atrás los proyectos sometidos a las necesidad de grandes ajustes y aminoración de créditos. Entramos en una nueva fase de consolidación de las políticas sociales y sanitarias”. Así, en el capítulo de reducciones solo ha destacado el descenso de un millón de euros en el apartado de personal debido a la tasa de reposición (plazas de jubilados no repuestas), además de pequeñas cantidades en gasto corriente, inmovilizado y activo financiero.

Con respecto a la Dependencia, el secretario de Estado considera que estas cifras dejan atrás “los comentarios que hablaban de una derogación encubierta de la Ley”. Así lo demuestran, en su opinión, los 1.304 millones de euros “comprometidos con la Dependencia y Mayores”. De nuevo, más de la mitad de las partidas ministeriales (61 por ciento) se dirigen a este ámbito, lo que supone “cinco puntos más con respecto a 2013”, según cálculos de Moreno. También ha referido los 1.087 millones para el Nivel Mínimo y los 89 millones que en total se dedicarán a “grandes dependientes” que se encuentran en 16 centros gestionados por el Imserso, en total 1.600 personas. Preguntado por la prensa, el secretario de Estado ha confirmado la ausencia del Nivel Acordado en estos presupuestos, como en los anteriores, ya que “se mantendrá así hasta que lo modifique el Consejo Territorial de Dependencia”.

230.000 euros para la plataforma informática del registro de profesionales

En su intervención, la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, han destacado que estos presupuestos son reflejo del “esfuerzo por preservar el área social dentro del marco exigencia de sostenibilidad del Estado”. Un ejemplo, según Farjas, es que “en neto, la variación del presupuesto mantiene la reducción por debajo del 3 por ciento” y que el “incremento real” llega a los 6 millones con respecto a 2013.

Entre nuevos proyectos que acometerá la Secretaría General, Farjas ha resaltado la próxima sede de la Oficina Periférica de la Organización Mundial de la Salud (“como demostración que el peso del SNS tiene en las estrategias internacionales”); la futura nueva estrategia sobre prevención y control del VIH (ámbito que recibe 3,05 millones); y el diseño de la “plataforma tecnológica” que albergará el futuro Registro de Profesionales Sanitarios, dotado con 230.000 euros.

En cuanto al Fondo de Cohesión (referido a la liquidación del coste por la atención sanitaria a extranjeros que residen temporalmente en nuestro país), este decrece en 13,6 millones de euros con respecto a lo presupuestado en 2013. Farjas ha explicado que sus fluctuaciones varían “de acuerdo al aumento de la facturación a los hospitales europeos”. En las partidas de 2014 cuenta con 64,7 milllones. La asistencia transfronteriza entre autonomías se solventa mediante el Fondo de Garantía Asistencial (FOGA), de carácter extrapresupuestario, y en el que ya se ha llegado a acuerdos, como ha recordado la secretaria general de Sanidad y Consumo, para determinar tarifas de “importes para recetas y asistencia en Atención Primaria”.

El Hospital Marqués de Valdecilla

La secretaria general de Sanidad y Consumo también ha querido hacer una mención especial para el futuro Hospital Marqués de Valdecilla, explicando que las partidas específicas que constaban en los presupuestos ministeriales de 2012 y 2013 han desaparecido “porque el el compromiso de financiación de la fase final se aborda en el Plan de Inversiones de los Presupuestos Generales del Estado, con un importe total de 28 millones de euros”.

Baile de cifras entre Montoro y Mato

Como ha informado Redacción Médica extrayendo la partida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de los Presupuestos Generales del Estado, este departamento contaría para el próximo ejercicio con 2.039.397.380 millones de euros. Cifra alejada en 126.717.380 euros de la que horas más tarde han presentado en el Paseo del Prado (1.912.680.000 millones de euros) la secretaria general de Sanidad y Consumo y el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Un baile de cifras que el gabinete de prensa de Ana Mato zanja asegurando que “hay partidas que gestiona Sanidad que no son de Sanidad”, citando como ejempleo a la mencionada partida para el hospital cántabro.

El PSOE cifra en 400 millones los que pierde la sanidad con respecto a 2011

Soraya Rodríguez, portavoz parlamentaria del PSOE.

En el capítulo de reacciones a estos presupuestos, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, los considera “la consolidación del ajuste duro”. En el terreno sanitario, comparando con los últimos presupuestos diseñados por su partido (2011) supone, según Rodríguez, la pérdida de 400 millones de euros, un 10 por ciento, cifra que en el ámbito de la I+D+i sube 16 puntos, hasta alcanzar un 26 por ciento. “Harían falta 26 años incrementando 70 millones cada año,  para recuperar la partida en I+D+i que existía en 2011 con el Gobierno del PSOE”, ha denunciado.

A falta de ofrecer un análisis departamental más pormenorizado, desde la Izquierda Plural, su presidente parlamentario en el Congreso, Cayo Lara, ha denunciado que la nueva congelación de los salarios a los empleados públicos entra dentro de la estrategia de los PGE de 2014 para “deteriorar los servicios públicos y justificar las futuras privatizaciones que se siguen planteando en la hoja de ruta del PP”.