Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Salud pondrá en marcha este año el programa de detección precoz de cáncer colorrectal

La dotación presupuestaria alcanza para este año un total de 552.700 euros

Martes, 26 de marzo de 2013, a las 13:31

Redacción. Pamplona
El departamento de Salud pondrá en marcha el programa de detección precoz de cáncer colorrectal entre los meses de agosto y septiembre de este año en las zonas de San Juan, Burguete e Irurzun, en Tudela oeste y en Estella. Se completará la primera vuelta en 2015.

La 'población objeto' del programa se estima en 153.530 personas: 111.613 en el área de Pamplona; 24.237 en la de Tudela, y 17.680 en Estella. Se pondrá en marcha despúes de haberse implantado una fase piloto en Echavacoiz en octubre de 2012, que ha alcanzado una participación del 53,99 por ciento de la población objeto del estudio.

Marta Vera.

En rueda de prensa, la consejera de Salud, Marta Vera, ha destacado la apuesta del Gobierno foral por la "prevención" y ha dicho que "es un orgullo estar en condiciones de ofrecer a todos los ciudadanos este programa de detección precoz de cáncer de colon después de haber supervisado el programa piloto", que permitirá cubrir en dos años a "toda la población objetiva de Navarra".

Vera ha indicado que el programa será financiado con cargo a los presupuestos del Instituto de Salud Pública y Laboral y del Servicio Navarro de Salud. Actualmente, se está desarrollando la aplicación informática de este programa y en los próximos días se trabajará en la campaña de información y sus elementos de imagen.

En los próximos meses, se trabajará con los profesionales de Atención Primaria y Especializada para detallar los protocolos de actuación. Y en los próximos días se convocará el concurso para la adquisición de los kits necesarios en el programa y del material necesario para la realización de las pruebas de cribado.

En cuanto a la dotación presupuestaria, el programa cuenta este año con un total de 552.700 euros para la realización de estudios y trabajos técnicos, material sanitario, campañas de difusión y sensibilización, entre otras actividades, a lo que hay que añadir los costes relativos a la aplicación informática específica, de personal y de equipamiento.