La Consejería afirma que “no existe un riesgo de salud pública inminente”



20 nov 2015. 15.03H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Granada
El consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, ha garantizado este viernes que la comunidad andaluza contará con las dosis “necesarias” para poder cambiar el calendario y vacunar de tos ferina a las embarazadas a partir del próximo 1 de enero de 2016.

Aquilino Alonso.

A preguntas de los periodistas en Granada antes de impartir una conferencia en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), el consejero ha señalado que, si bien se ha experimentado en los últimos años un crecimiento de esta enfermedad en Europa e incluso en Estados Unidos, no existe “un riesgo de salud pública inminente” y, por tanto, “hay que quitar la alarma” sobre este tema.

Tras lamentar las situaciones que se han saldado con la muerte de niños a causa de tos ferina, el consejero ha recordado que “desgraciadamente” el “riesgo cero” no existe y la vacunación “tampoco garantiza al cien por cien” que no se vaya a padecer esta enfermedad.

“Tampoco existe una garantía de que vacunar a las embarazadas prevenga el que no se padezca, los bebés, la tosferina”, ha sostenido Alonso, quien ha recordado que los expertos han decidido no obstante cambiar el calendario vacunal y esta medida se aplicará a partir del 1 de enero del próximo año, criterio que siguen el resto de comunidades.

Preguntado sobre la investigación abierta por la Fiscalía a raíz del fallecimiento de un bebé de 15 días por tosferina el pasado mes de octubre en Málaga, el titular de Salud ha rehusado pronunciarse alegando que estos asuntos los decide “un juez” y recordando que existe “un calendario vacunal” que es el que se sigue.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.