Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50
Jueves, 05 de febrero de 2015, a las 18:59
Redacción. Huelva
La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Andalucía ha puesto en marcha un nuevo programa para acreditar la calidad de la atención que prestan los centros de servicios sociales, en la línea del mismo modelo que ya viene funcionando desde hace años con “gran éxito” en la sanidad pública andaluza.

La consejera de Salud, María José Sánchez Rubio.

La Delegación Territorial del ramo en Huelva ha organizado una jornada informativa con la finalidad de dar a conocer e involucrar a los profesionales y asociaciones onubenses del sector en esta estrategia, para cuyo desarrollo la Consejería ha suscrito un acuerdo de colaboración con la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), organismo dependiente de ella, y el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) en la comunidad autónoma.

Según ha explicado la responsable provincial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Lourdes Martín, durante el encuentro, este nuevo programa de acreditación va dirigido específicamente a promover la excelencia en la actividad que realizan los dispositivos residenciales y las unidades de día tanto del ámbito de la discapacidad como de las personas mayores y de la protección de menores, a través del impulso de la calidad, la mejora continua, la seguridad y el desarrollo profesional. “Se trata de que la asistencia a las personas sea el eje de nuestras actuaciones y que sean los servicios los que se adapten a los usuarios y no al revés”, ha proseguido.

Un centenar de parámetros

La ACSA será el organismo que lleve a cabo este proceso. Hasta ahora, la actividad certificadora de la ACSA distingue a centros y unidades sanitarias, pero también se extiende a las competencias profesionales, la formación continuada y las páginas web, fomentando en todo momento que se ofrezca a la ciudadanía la mejor asistencia posible.

El programa que da soporte a la nueva línea de trabajo iniciada ahora por la ACSA de manera específica en el área de los centros sociales se fundamenta en 104 estándares o parámetros, a través de los que se analizan diferentes variables como la calidad de los servicios, la organización o las instalaciones.