21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Sale adelante la ley de muerte digna y cuidados paliativos

AGE lamenta que “la norma no entra en el debate de la eutanasia”

Lunes, 15 de junio de 2015, a las 10:34
Redacción. Santiago de Compostela
Una ponencia en el seno del Parlamento de Galicia ha secundado la proposición de ley sobre pacientes en situación terminal que regula los cuidados paliativos y otros aspectos para una muerte digna.

Carmen Acuña.

El texto, inicialmente propuesto por el PSdeG, fue objeto de una serie de enmiendas de los diferentes grupos políticos, que se congratularon del elevado grado de cooperación para alcanzar acuerdos. La diputada del PSdeG Carmen Acuña ha considerado que el planteamiento permite llenar un “vacío legal” para la asistencia a “personas en situación terminal”.

Así, ha destacado que prevé “normalizar y reconocer derechos, garantizar cuidados y ofrecer dignidad a las personas, todas la personas al final de su vida, estén donde estén, mueran donde mueran y tengan la edad que tengan”.
La diputada ha subrayado que la inicial exposición de motivos planteada por el PSdeG ha sido sustituida por otra del PPdeG, pero ha apuntado que “no difiere mucho”, por lo que su formación decidió “sacrificar” el documento.

Acuña ha alabado la “colaboración y diálogo” entre las distintas formaciones políticas para alcanzar acuerdos sobre un tema como “la muerte que nos coloca a todas las personas al mismo nivel, y también a los grupos parlamentarios”.
El diputado del PPdeG Miguel Santalices ha señalado que se trata de una legislación “interesante”, y ha reconocido que “no era un debate fácil”, pero ha destacado que fue “muy enriquecedor”.

Para el diputado de AGE Ramón Vázquez, “la norma no entra en el debate de la eutanasia”, ha indicado y ha subrayado que “mientras no se cambie el Código Penal, será muy difícil abordar esta temática a nivel autonómico”.

Asimismo, la parlamentaria del Grupo Mixto Consuelo Martínez preconizó un cambio de actitud hacia la “cultura de la muerte” mediante la educación y la información al paciente, porque ha lamentado que “la muerte nos asusta e intentamos esconderla de nuestra vida”, cuando en realidad forma parte de ella. Por ello, ha considerado necesario facilitar información al paciente para que pueda ir “planificando” con el fin de decidir sobre su vida y sobre una “muerte digna”.