20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Ruiz propone a los partidos trabajar en un modelo de sanidad propio e independiente del estatal

El consejero de de Salud anuncia en la Cámara autonómica que la listas de espera se redujeron un 12 por ciento en 2012

Miércoles, 06 de febrero de 2013, a las 18:41

Boi Ruiz.

Redacción. Barcelona
La Comisión de Sanidad del Parlament de Cataluña ha reanudado su actividad en 2013 este miércoles con la comparecencia de Boi Ruiz, consejero de Salud de la Generalitat. En su intervención, Ruiz ha propuesto a los grupos parlamentarios trabajar en un modelo de sanidad catalán independiente del central. Para ello, les pide trabajar en un plan de salud que permita “desplegar un modelo propio”.

En contra del planteamiento del ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy de implantar “un sistema de seguridad social universalizada”, la intención de Generalitat es, según Ruiz, la de construir un sistema de cobertura universal, con participación, transparencia y rendimiento de cuentas.

A su juicio, un modelo particular sería necesario dado que permitiría aprobar una ley de contratos diferente a la estatal que impida a una entidad con ánimo de lucro hacerse con la gestión de un ambulatorio, como fue el caso del de l’Escala (en Gerona), o asegurar que el patrimonio del Instituto Catalán de la Salud (ICS) es transferido a la Generalitat.

Ruiz pide que los trabajos para llevar a cabo esta obra los lidere la Comisión de Salud. En este sentido, la exconsejera de Salud Marina Geli, que ha regresado a la Comisión en calidad de portavoz del PSC, se muestra dispuesta a llegar a un pacto con el departamento, pero solicitando que mejore el tiempo de espera para las pruebas diagnósticas y que se aclare cómo sorteará el decreto central que elimina la tarjeta sanitaria a diversos colectivos.

Por otro lado, el conjunto de los grupos de la oposición, incluida ERC, ha pedido más transparencia en la definición del futuro del ICS (que se va a fragmentar en instituciones separadas), y ha solicitado medidas para revertir los supuestos casos de corrupción que afectan a diversas instituciones sanitarias, especialmente del sector concertado.

Listas de espera

Por otro lado, el consejero de Salud también anuncia que su departamento ha logrado reducir las listas de espera durante 2012 en unas 9.700 personas, el 12 por ciento de las mismas, si bien unas 70.800 personas todavía aguardan una operación para alguno de los 14 procedimientos quirúrgicos garantizados en Cataluña. "Hemos mejorado, pero no hemos resuelto las listas de espera", reconoce.  No obstante, el tiempo de espera media se mantiene estable en los cinco meses de media, por lo que se compromete a trabajar para lograr nuevas reducciones.

Ruiz achaca este descenso al plan de enfermos crónicos que ha permitido reducir hospitalizaciones y aumentar la dotación de camas para postoperatorios, los recursos adicionales aportados por el euro por receta en el segundo semestre y la revisión de las listas, que incluían a pacientes que no debían estar, indica.