En dos años, la demanda de médicos ha crecido un 60 por ciento, hasta las 4.669 vacantes



01 mar 2016. 12.35H
SE LEE EN 1 minuto
El Reino Unido tiene miles de puestos vacantes para médicos y enfermeras, lo que pone sobre la mesa un problema de reclutamiento de este tipo de personal en la sanidad pública del país (NHS). Una realidad en buena parte achacada a la crisis económica que, desde 2008, recortó  notablemente los puestos de trabajo sanitarios.

Simon Stevens, director del NHS.

La cadena británica BBC ha accedido a unos datos que dan cuenta de cómo dos tercios de los centros médicos del país tratan de reclutar a profesionales sanitarios en el extranjero, ante la falta de personal cualificado en el Reino Unido.

Las estadísticas que han salido a la luz muestran cómo, a 1 de diciembre del pasado año, la sanidad pública británica (Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte) tenía más de 23.443 vacantes de enfermería, es decir, un 9 por ciento de puestos por ocupar.

En el caso de los médicos, el número de vacantes ha tenido un crecimiento enorme entre 2013, cuando había 2.907 plazas libres, y 2015, con 4.669; es decir, un aumento del 60 por ciento. Además, en Urgencias las vacantes ascienden a 243, representando un 11 por cien; en pediatría, hay 221 plazas libres, un 7 por ciento de las vacantes totales.

ENLACES RELACIONADOS:

“El enfermero que emigra a Reino Unido no sabe dónde va” (24/02/16)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.