16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Rafael Bengoa: “Las concesiones hay que evaluarlas y después decidir”

Muestra su defensa de lo público pero se mantiene también tibio ante las concesiones a la empresa privada, al contrario que otros dirigente socialistas que apuestan por revertirlas de manera inmediata

Domingo, 26 de julio de 2015, a las 19:45
David García / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
El fichaje ‘estrella’ en materia sanitaria del PSOE, Rafael Bengoa, ha desvelado a Redacción Médica cuáles son las líneas sobre las que está construyendo el programa electoral del partido con el que los socialistas acudirán a las próximas elecciones generales.

El exconsejero vasco en la época de Patxi López, aunque fiel defensor de lo público, muestra tibieza a la hora de apostar (como lo hacen abiertamente otros políticos del PSOE) por revertir las concesiones privadas en los hospitales públicos.

Rafael Bengoa, en un momento de la entrevista concedida a Redacción Médica.

“Hay que evaluarlas y luego decidir”, afirma Bengoa. Eso sí, muestra cierto escepticismo a la hora de poder hacer un ejercicio de evaluación ya que no existe una trasparencia en los resultados. “No somos una cultura trasparente”, dice, y pone de ejemplo el ‘modelo Alzira’: “Es un modelo que la gente está estudiando, que hay dos o tres grupos estudiando si es mejor, si es más barato, si están más satisfechos los usuarios… pero como no hay trasparencia en la información, nadie sabe si está yendo mejor o peor”, explica.

Para Rafael Bengoa, “lo que toca hacer es evaluarlos con mucha trasparencia, y poder compararlo con los hospitales completamente públicos y en función de eso decir si es un modelo interesante o es mejor pararlo”.

Sin embargo, esa falta de información provoca en asesor de los socialistas una reflexión: “Si la cosa estuviera yendo espectacularmente bien en lo económico y en la satisfacción de los pacientes, darían la información”.

Por todo ello, concluye, “uno no puede estar prometiendo nada, se trata de ver la información y abandonar las zonas oscuras y con los resultados sobre la mesa decidir”.

Rafael Bengoa reconoce que lo que “históricamente ha ido bien en España”, es la colaboración con la empresa privada en cuestión de proveedores, externalización de algunos servicios, incluso medicamentos.

Mayor trabajo previo y posterior del Interterritorial

El asesor socialista conoce perfectamente el funcionamiento de la sanidad española. No en vano, tal y como recuerda, fue consejero en esta materia en el País Vasco y por tanto acudía al Consejo Interterritorial. Propone para su funcionamiento una serie de cambios, sobre todo de concepto.

Para Rafael Bengoa, “es un objetivo deseable” que este instrumento tenga más protagonismo en el SNS aunque matiza que “otra cosa son los comportamientos”. A este respecto recuerda de su época de consejero que “el Ministerio quería imponer ciertas políticas y usaba el Consejo Interterritorial como un rodillo, y eso supone una mala gestión del Consejo” y eso “lo ha debilitado”, precisa.

Bengoa considera que este instrumento debe servir para compartir más información y propone mucho más trabajo previo y posterior, constituir foros donde los consejeros aprendan unos de otros. “Un consejero no se entera en el Consejo Interterritorial de lo que ha hecho otro consejero que puede ser bueno, a lo mejor se entera a los cinco años o a lo mejor no se llega a enterar nunca”, aclara.

Y en este sentido explica que “el centro en la organización no siempre tiene la respuesta”, refiriéndose al Ministerio, ya que esas respuestas “pueden surgir de las CCAA”.

Las tres líneas de trabajo del programa electoral sanitario

Rafael Bengoa ha contado a Redacción Médica que “está construyendo el contenido técnico que luego se descargará en el programa electoral” y que además espera que ese contenido “influya en todos los partidos”.

Con la premisa de la apuesta por lo público y la universalización de toda la sanidad, Bengoa destaca que hay tres líneas sobre las que debe trabajar el PSOE.

La primera es dar más voz a los ciudadanos. “El PSOE dará más voz a los ciudadanos para que co-decidan más cosas en el sector, y sabemos cómo hacerlo”, sintetiza.

La segunda gira alrededor de la integración de servicios, “ir hacia un área única”, dice, pero detalla que “la integración clínica es más importante que la integración funcional”. “Es mejor en un área en Valencia, Madrid o Bilbao, tener médicos de Atención Primaria y Hospitalaria hablándose juntos, que no haber hecho simplemente una fusión de la gestión primaria y hospitalaria en un bloque único, eso será después”.

La tercera línea en torno a la que girará el programa socialista es clara y ahí Bengoa no muestra titubeo alguno: “Hay que avanzar en una línea más agresiva y ambiciosa de digitalización del sector y de conexión con los pacientes”. En este sentido reflexiona y asegura que en pleno siglo XXI, donde todo el mundo está conectado de alguna forma, no se controlen a enfermos de manera no presencial. “Sabemos cómo hacerlo”, asegura también.

Por último, se muestra convencido de que “Pedro Sánchez va a estar en La Moncloa” pero prefiere mantenerse al margen de promesas. “Proponer qué etapas hay que quemar una vez estás en La Moncloa es prematuro”.

ENLACES RELACIONADOS:

Rafael Bengoa no quiere ser ministro de Sanidad (30/06/2015)

Rafael Bengoa dispara a PP y PSOE (24/06/2015)