16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Quirónsalud Zaragoza realiza más de 300 cirugías de columna al año

Esta técnica se emplea para corregir los problemas de vértebras, discos y nervios

Miércoles, 16 de diciembre de 2015, a las 16:14
Redacción. Zaragoza
El Hospital Quirónsalud Zaragoza ha resuelto durante este 2015, a través de la cirugía de columna, los dolores de espalda de más de 300 pacientes. Esta técnica se emplea para corregir los problemas de vértebras, discos  y nervios y está especialmente indicada en casos de lumbalgia y ciática, que son la principal causa de baja laboral en el mundo.

El director de Quirónsalud Zaragoza, Germán Barraqueta.

La principal ventaja que ofrece esta cirugía es que, en la mayoría de los casos, se hace a través de procedimientos mínimamente invasivos, lo que permite acorta el periodo de convalecencia y acelerar la recuperación del paciente.
“La realidad ha cambiado mucho respecto a la cirugía de columna que se hacía en los años 90; ahora los riesgos son cada vez menores y las incisiones cada vez más pequeñas, de ahí que muchos pacientes puedan levantarse y caminar el mismo día de la intervención”, según ha explicado el traumatólogo en el Hospital Quirónsalud Zaragoza, Daniel Iglesias.

8 de cada 10 cirugías se hace con técnicas poco invasivas

Cerca de un 80 por ciento de las cirugías de columna puede practicarse a través de métodos mínimamente invasivos. Para ello, se emplea un instrumental muy específico y de alta tecnología, así como un microscopio que evita grandes incisiones y que posibilita que la disección de los tejidos sea mucho menor. Como consecuencia, el postoperatorio se acorta al máximo.

En cualquier caso, tal y como ha dicho el doctor Iglesias, para resolver los dolores de espalda puede no ser necesario recurrir a la cirugía si se solucionan a través de una terapia infiltrativa. “Hay que analizar en la consulta cómo de invalidante es el proceso; si lo es en un porcentaje muy elevado planteamos la cirugía, pero si los síntomas son mejor tolerados, antes de la operación recomendamos siempre la infiltración, que es muy eficaz y que también se practica en quirófano con la máxima garantía de seguridad”.

500 pacientes se tratan en el centro privado

Este procedimiento, con el que el Hospital Quirónsalud Zaragoza trata a más de 500 pacientes cada año, consiste en infiltrar una solución analgésica y antiinflamatoria en la causa del dolor. Con ella se erradican las molestias y, si bien el resultado es menos sostenido en el tiempo, puede ser muy prolongado y durar varios años. “Si pasado un tiempo reapareciera la sintomatología, se repetiría la terapia”, ha aclarado el traumatólogo.

“La cirugía de columna ya no es una operación tan agresiva como lo era antes. Hoy en día, la realidad es que con una terapia infiltrativa se puede solventar la sintomatología dolorosa tanto lumbar como ciática, y cuando eso no es suficiente, a través de una cirugía mínimamente invasiva se corrige con un postoperatorio en el que los pacientes permanecen hospitalizados una o dos noches como mucho”, ha finalizado diciendo Iglesias.

ENLACES RELACIONADOS:

Jaume Raventós, nuevo gerente territorial del área privada de IDC-Quirón en Cataluña y Aragón (03/07/15)