17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Quirón Madrid practica la primera extracción de un tumor pulmonar marcado con radiotrazador

Esta tecnología educe las incisiones que sufre el paciente y acelera la recuperación

Jueves, 23 de julio de 2015, a las 15:33
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Quirón Madrid ha practicado la primera extracción de un tumor pulmonar marcado con radiotrazador, a través de la tecnología Da Vinci, un robot que reduce las incisiones que sufre el paciente y acelera la recuperación. Se trata de una lesión tumoral en los pulmones que, en ocasiones, es difícil localizar en quirófano porque no son visibles y, a veces, tampoco palpables.

Moradiellos.

“El marcaje con radiotrazador  delimita la lesión con una precisión de un centímetro, de modo que se hacen extirpaciones conservadoras y se sacrifica la mínima parte de tejido pulmonar”, explica Javier Moradiellos, jefe asociado del servicio de Cirugía Torácica de Hospital Universitario Quirón Madrid.

Mediante una tomografía computarizada se sitúa el nódulo tumoral donde se inyecta un radiotrazador a través de una aguja. Al día siguiente, en quirófano, se utiliza una gamma-sonda que detecta la sustancia que se ha inyectado y así se localiza con precisión dónde está la lesión”, abunda Silvia Fuertes, del servicio de Medicina Nuclear del hospital madrileño.

Para Moradiellos, “la presencia de lesiones tumorales que no son fácilmente palpables o visibles es un reto para la cirugía pulmonar. El marcaje con un radiotrazador resulta especialmente útil, no solo para señalar de forma exacta las lesiones, sino también porque se extirpan de un modo mínimamente invasivo, se evitan grandes incisiones y hace  innecesario que el cirujano palpe directamente el pulmón”.

La combinación de marcaje con radiotrazadores con la cirugía robótica amplía el número de pacientes que pueden beneficiarse de  esta intervención que sirve para el diagnóstico de la lesión e, igualmente, para –si esta es maligna- proseguir con la cirugía oncológica de extirpación pulmonar.