Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Los colegios médicos de Cataluña plantean la independencia de la OMC

Jaume Padrós asegura que “no aceptaremos una situación de sumisión”

Domingo, 09 de noviembre de 2014, a las 20:21
Cristina Mouriño. Madrid
La relación de los colegios catalanes con la Organización Médica Colegial (OMC) no pasa por su mejor momento. Con independencia de lo que ocurra en los próximos meses en el ámbito político catalán, “deberá existir una relación distinta entre corporaciones”. Así lo considera Jaume Padrós, presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña.

La realidad política surgida en torno a la consulta del 9 de noviembre no escapa al sector sanitario, en el que se han alzado voces a favor de este proceso. A pesar de que este procedimiento está paralizado por el Tribunal Constitucional a raíz del recurso del Ejecutivo de Mariano Rajoy, desde el sector sanitario hay quien, como Jaume Padrós, confía en que a partir de este proceso cambien las relaciones entre las corporaciones profesionales.

Juan José Rodríguez Sendín y Jaume Padrós.

En una entrevista con Redacción Médica el representante de los médicos catalanes ha subrayado que “la relación de los colegios catalanes con la OMC es de bilateralidad. No somos subordinados de la OMC”, ha añadido. Bajo la óptica del presidente catalán ambas instituciones se encuentran a un mismo nivel, algo que molesta a la propia OMC, según han confirmado fuentes colegiales a este diario. Consultada por este asunto, la corporación que preside Juan José Rodríguez Sendín no ha querido hacer valoraciones. Jaume Padrós reitera que “es el momento más bajo de nuestras relaciones porque falta lealtad institucional por parte de la OMC”.

El Proyecto de Ley de Ejercicio de Profesionales Tituladas y de los Colegios Profesionales de Cataluña , cuya tramitación ya ha pasado al Parlamento regional, es clara en este sentido y consolida la relación no jerárquica entre los consejos generales, los consejos autonómicos de colegios profesionales y los colegios profesionales. Sobre dicho proyecto,

Padrós se muestra “sorprendido” “porque el Gobierno catalán dijo que sería un texto consensuado con el sector y pero no se han recogido enmiendas nucleares”. Aún así, el presidente de los médicos catalanes reconoce que “es un texto reactivo al intento por parte del Gobierno central  de recentralizar las competencias hacia los consejos y de entrometerse en la actividad de los mismos”. Padrós reconoce que mira al texto “con preocupación y reserva” pero cree que podrá mejorarse en su tramitación parlamentaria.

Independientemente del texto mencionado, Jaume Padrós considera que “la OMC no es una organización que tenga que tutelar ni dirigir a los colegios”. “Si esa es su intención”, ha añadido, “no la compartimos”. “La OMC no tiene que aspirar a tener las funciones de un colegio”. Frente a esto, el presidente del Consejo de Colegios de Médicos catalanes subraya la necesidad de “potenciar los marcos de los consejos autonómicos”. La OMC tiene que aceptar, según el presidente Padrós, “que hay una realidad política y cultural y que no aceptaremos una situación de sumisión”.