Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10

OMC: “Eliminar Muface afectará a la sostenibilidad de la pública”

Cree que la congelación de los honorarios puede llevar al progresivo deterioro del modelo

Viernes, 19 de julio de 2013, a las 10:49

Redacción. Madrid
Las vocalías de Medicina Privada de la Organización Médica Colegial (OMC) han emitido un comunicado conjunto en el que alertan sobre la “probable ruptura del concierto de asistencia sanitaria de Muface, Isfas y Mugeju con las compañías  aseguradoras, al no activar la cláusula prevista de prórroga del concierto vigente y que parece ser debido a la congelación de la prima actual”, desdeñando la subida prevista.

Manuel Carmona y José María Nieto, vocales de privada.

Ambas vocalías recuerdan que Muface “es un sistema sanitario público, universal y gratuito, de gestión privada, que goza de alta estima por parte de los profesionales y de los mutualistas, que con libertad de elección, seleccionan este sistema en un 84 por ciento, lo que de por sí es un verdadero plebiscito en una sociedad democrática”.

El comunicado advierte de que la congelación de los honorarios, en un sistema un 30 por ciento más económico que la asistencia del resto del sistema nacional de salud,  puede llevar, si no se toman otras medidas para garantizar su viabilidad, al progresivo deterioro de este tipo de asistencia, en contra de lo que seleccionan los cerca de dos millones de mutualistas, que tienen esta libertad de elección”.

En este sentido ahonda en que “más que un ahorro para la sanidad nacional su desaparición supondría un enorme gasto, por cuanto los mutualistas deberían ser atendidos por el sistema de seguridad social, con un coste muy superior, además de hacer insostenible un sistema que en la actualidad es incapaz de proveer adecuadamente las necesidades de las personas aseguradas, con grandes listas de espera que se harían inasumibles con la adscripción de los dos millones de mutualistas”.

Además, en la OMC consideran que la desaparición del modelo recargaría “la asistencia del Sistema Nacional de Salud de gestión pública, haciéndolo aún más insostenible de lo que está en la actualidad”.