El pasado mes de mayo las dos clínicas que daban esta prestación anunciaron que suspendían su colaboración con el Salud



06 jun 2012. 23.55H
SE LEE EN 1 minuto

Ricardo Oliván.

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, comparece hoy ante el Pleno de las Cortes regionales a petición de Izquierda Unida (IU) para explicar las medidas que piensa adoptar de forma urgente para garantizar que la interrupción involuntaria del embarazo (IVE), prestación recogida tanto en la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) como en el Sistema de Salud de Aragón, se va a seguir prestando en nuestra Comunidad autónoma.

Las dos clínicas acreditadas en Aragón para la interrupción voluntaria del embarazo, clínicas Actur y Almozara, ambas en Zaragoza, anunciaron el pasado mes de mayo que suspendían su colaboración con el Servicio Aragonés de Salud (Salud) al haberse acumulado unos impagos por valor de 800.000 euros.

Desde el Departamento de Sanidad, el consejero anunció entonces que se estaban estudiando varias alternativas para atender a estas mujeres, como por ejemplo, colaborar con otras comunidades autónomas y realizar estas intervenciones con los propios medios del Salud.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.