Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Manuel Romero: “No hacer nada genera el gasto real de la hepatitis C”

Simeprevir ya es gratis, pero la compañía se ha asegurado los 70 millones del techo de gasto

Viernes, 10 de abril de 2015, a las 12:06

La directora general de Salud Pública de Extremadura, Mercedes García, ha presentado la conferencia de Manuel Romero.

Hiedra García Sampedro / Imagen: Cristina Cebrián. Plasencia
Aunque los nuevos tratamiento en hepatitis C son caros, lo que realmente supondría un coste para el Sistema Nacional de Salud es “no hacer nada”, según señala Manuel Romero, director de la Unidad Clínica Médico Quirúrgica de Enfermedades Digestivas del Hospital Universitario de Valme de Sevilla. Y ha dado cifras: un hepatocarcinoma cuesta cada año por paciente 7.154 euros o un trasplante de hígado, 153.000 euros.

Estas complicaciones ocasionadas por el virus de la hepatitis C se pueden evitar con los nuevos tratamientos como simeprevir, sofosbuvir, daclatasvir o 'Harvoni'. Para la financiación de estos fármacos, el Ministerio de Sanidad está negociando con los laboratorios sistemas de gestionarlos, como el techo de gasto que supondría “una tarifa plana”. Según Romero, se ha llegado ya al techo de gasto en la mayoría de las comunidades para el caso de simeprevir, por lo que la compañía se hace cargo de los sobrecostes.

Manuel Romero,  director de la Unidad Clínica Médico Quirúrgica de Enfermedades Digestivas del Hospital Universitario de Valme de Sevilla.

Otra fórmula sería el precio por tramos por pacientes; dependiendo del número de tratados, así será el coste. Se calcula que deberían beneficiarse 51.900 pacientes en tres años, y al final cada paciente supondrá 13.000 o 14.000 euros. “Podría ser un coste asumible”, señala Romero. “En el caso de simeprevir, la industria ya se ha asegurado los 70 millones de beneficio”, comenta.

“Los tratamientos son caros, pero aumentan la curación de forma espectacular”, ha comentado Romero en el Encuentro de Directivos de la Salud de Extremadura que organiza Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Siemens y VitalAire. Y es que con estos nuevos fármacos se está consiguiendo una eficacia de más del 90 por ciento para todos los genotipos y subtipos de la enfermedad.

La enfermedad tiene un desarrollo muy lento, y tarda en mostrar sus síntomas una media de treinta o cuarenta años. En los últimos años se ha triplicado el número de hospitalizaciones. Al mismo tiempo han mejorado las técnicas de diagnóstico, sistemas como el Fibroscan, que puede medir de forma no invasiva la densidad del hígado.

A pesar de estas mejoras, Romero solicita que no se baje la guardia y recuerda que es necesario dar formación al paciente para que no se someta a situaciones de riesgo, en este sentido, la Atención Primaria es fundamental. Pero realizar un cribado amplio tampoco es coste efectivo, sino que es necesario “un cribado oportunista”.

Tanto el director general de Asistencia Sanitaria del SES, Juan José Garrido; como el de Planificación, Calidad y Consumo, José Manuel Granado, se han interesado por la situación de los tratamientos en hepatitis C, preguntando al ponente.


Imagen de los participantes en la sala del Parador de Plasencia donde ha tenido lugar la conferencia.




ENLACE RELACIONADO:


Extremadura, pionera en sistemas de información (09/04/15)