Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Neumomadrid se opone a la modificación de la Ley Antitabaco

La actual Ley “ha conseguido disminuir del 50 al 20 por ciento el número de fumadores pasivos”

Viernes, 31 de mayo de 2013, a las 17:33

Redacción. Madrid
La Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica Neumomadrid ha querido aprovechar el Día Mundial sin Tabaco para reprobar la posibilidad de que sea revocada la Ley Antitabaco con motivo del proyecto Eurovegas. José Ignacio de Granda Orive, coordinador del Grupo de Tabaquismo de la Sociedad, ha recordado la dureza de los datos, que señalan que “una de cada diez personas mueren por el humo de tabaco”.

 Integrantes de Neumomadrid durante la jornada informativa de hoy en el Hospital 12 de Octubre

Este año, el Día Mundial sin Tabaco se ha marcado como objetivo base acabar con “la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco”. La Sociedad Neumomadrid, conjuntamente con Asmamadrid y Lovexair, que también rechazan la posible anulación de la actual Ley Antitabaco, ha acudido al Hospital 12 de Octubre para ofrecer información y realizar cooximetrías y espirometrías a las personas presentes que quisieran conocer la capacidad de oxigenación de su hemoglobina y/o la magnitud de su capacidad pulmonar respectivamente.

El Dr. Granda ha recordado que la actual Ley, que entró en vigor en Enero de 2011, “ha conseguido que la cantidad de expuestos pasivos al humo del tacaco disminuya del 50 al 20 por ciento. Esto se debe a que hay una mayor conciencia, aunque seguimos estando una década por detrás del resto de países europeos”, ha señalado el coordinador de Neumomadrid.

“Es una ley que asegura un bien general, la salud pública, y no estamos de acuerdo en que deba modificarse por un bien que, a nuestro modo de ver, es particular”. Granda considera muy positivo que esta normativa “defienda al que no fuma”. “Es muy importante -continúa- que los poderes públicos salvaguarden al que no fuma: niños, ancianos.., a los sectores más inofensivos y, por supuesto, al trabajador. Se ha demostrado que el primer contaminante en los lugares cerrados es el humo del tabaco”.

Desde la Sociedad madrileña no entienden que se contemple esta modificación con la actitud de lucha contra el tabaquismo que especialmente en los últimos años ha imperado en el país, y que tiene como muestra la firma del Convenio Marco de la OMS hace unos años, señalan.

Además, al contrario de lo que parece que podría suceder en España, desde la Unión Europea se está elaborando una nueva directiva aún más restrictiva que incluye los siguientes puntos fundamentales: utilizar el 75 por ciento de la cajetilla para anuncios sobre el perjuicio de fumar y quitar aditivos saborizantes que diferencien el sabor del tabaco. La normativa prohíbe también el tabaco masticable (snus) en todo el territorio comunitario salvo en Suecia, que negoció una exención cuando entró en la UE, y extiende la obligación de incluir advertencias sobre los riesgos a la salud en los cigarrillos electrónicos.

El Dr. Granda ha querido recordar que la epidemia mundial de tabaquismo mata a casi seis millones de personas cada año, de los cuales más de 600.000 son fumadores pasivos. Según la última Encuesta Nacional de Salud (2011/2012), el 24 por ciento de la población española de 15 y más años afirma que fuma a diario, el 3,1 por ciento es fumador ocasional y el 19,6 por ciento se declara ex-fumador.  En la Comunidad de Madrid un 20.9 por ciento de la población afirma ser fumador diario y  un 3,3 por ciento confiesa ser fumador esporádico.