16 nov 2018 | Actualizado: 11:10

Neumología y Cirugía Torácica, ‘buen partido’ para los médicos de mañana

Los especialistas destacan el gran potencial de desarrollo que tienen ambas disciplinas

Sábado, 24 de octubre de 2015, a las 16:00
Sandra Melgarejo. Madrid
“El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) quiere colaborar con las sociedades científicas para acercar el día a día de las especialidades a los alumnos, y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha sido la primera que nos ha tendido la mano”. Domingo Sánchez, vicepresidente externo de la organización estudiantil ha hecho estas declaraciones en la inauguración de la I Jornada Separ-CEEM ‘Respira Futuro’, celebrada este sábado en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. “Los estudiantes de Medicina vivimos muy condicionados, pero tenemos algo que nos diferencia del resto y debemos potenciarlo. Esta jornada supone un acercamiento a la profesión de una forma más libre”, ha añadido.
 

Ramón Agüero, Emilia Sánchez y Domingo Sánchez.

Por su parte, Ramón Agüero, vicepresidente neumólogo de Separ, ha señalado que ambas especialidades “están muy poco presentes en la facultad, pero han cambiado mucho y tienen un futuro impresionante dentro de la Medicina”. Agüero ha afirmado que se están abriendo nuevas puertas a la investigación en este ámbito y ha animado a los alumnos a que les ayuden a conocer cuáles son las necesidades de la Neumología y de la Cirugía Torácica: “El futuro es de las sociedades científicas y de los estudiantes”.
 
Emilia Sánchez, directora general de Planificación, Investigación y Formación de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha indicado que “Madrid se siente especialmente orgullosa de sus 5.762 residentes” y que es un destino atractivo para los MIR “por sus hospitales de gran complejidad y por su elevada concentración de talento”. En la última convocatoria MIR, la comunidad ha ofertado 20 plazas de Neumología y cuatro de Cirugía Torácica. “No dudéis de que son especialidades de futuro”, ha dicho Sánchez a los estudiantes.
 
La actualidad de las especialidades
 
Tras la inauguración, los miembros de Separ han detallado a los alumnos la actualidad sanitaria de sus especialidades en una sesión moderada por Rocío Prieto, secretaria general de CEEM. Ana Gómez, vicepresidenta cirujana torácica de Separ, ha explicado los últimos avances en trasplante pulmonar, una actividad en la que España representa el seis por ciento del total mundial. “La disminución de los accidentes de tráfico y de la mortalidad por enfermedad cerebrovascular es una buena noticia, pero ha reducido el número de potenciales donantes”, ha comentado. En este sentido, ha hablado del programa de donación en asistolia, que puede aumentar las donaciones. “Gracias a iniciativas así y a la labor de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), la mortalidad de los pacientes en lista de espera para trasplante pulmonar en 2011 en nuestro país fue del 4,6 por ciento, mientras que en el resto del mundo fue de entre el 10 y el 15 por ciento”, ha detallado.

Ana María Gómez, Rocío Prieto, José María García y José María Matilla.


José María García, jefe del Servicio de Neumología del Hospital San Agustín de Avilés, ha recordado que, aunque la tuberculosis pueda parecer una “enfermedad olvidada”, todavía hay incógnitas por resolver: “No sabemos por qué unos pacientes se infectan y otros no, ni por qué hay algunos que pasan muchos años sin manifestar síntomas. También hay que investigar para lograr tratamientos más rápidos y terapias contra la tuberculosis resistente a múltiples fármacos, así como para conseguir una vacuna realmente eficaz”. El especialista ha indicado que, en cuanto al número de afectados, “España está a un nivel algo peor que el de los países más ricos de nuestro entorno”.  
 
Por último, respecto al control del cáncer de pulmón, José María Matilla, del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, ha reconocido que “la posibilidad de mejora es muy importante, tanto en la prevención y el diagnóstico precoz, como en el tratamiento, en el pronóstico y en el seguimiento de los pacientes”. No obstante, ha asegurado que, en los últimos tiempos, se ha producido “un avance importante en la supervivencia a cinco años”, que ha pasado del 11 por ciento de 1975 al 18 por ciento en 2008. “Queda un 82 por ciento por mejorar”, ha concluido.