Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 12:55

Navarra, Aragón, País Vasco y La Rioja intercambian experiencias para reorientar el sistema sanitario

Todos están de acuerdo en que el futuro del SNS pivota sobre la cronicidad, la seguridad del paciente, la mejora de los resultados en salud y la sostenibilidad del sistema

Jueves, 19 de marzo de 2015, a las 17:20
Redacción. Logroño
Establecer una comunicación fluida entre Navarra, Aragón, País Vasco y La Rioja para intercambiar estrategias en la reorientación del sistema sanitario y así ajustarlo a un modelo de organización innovadora, flexible y horizontal es el objetivo de la jornada Compartir salud entre comunidades, en la que ha participado Novartis, que se ha centrado en el análisis de un modelo de atención sanitaria que pivota sobre cuatro pilares fundamentales: la cronicidad, la seguridad del paciente, la mejora de los resultados en salud y la sostenibilidad del sistema.

Susana García, jefe regional Market Access de Novartis; Angel Sanz, director gerente del Servicio Aragonés de Salud; María Luz de los Mártires, directora gerente del Servicio Riojano de Salud; Cristina Ibarrola, Dir. gerente del Servicio Navarro de Salud; José Ignacio Nieto, consejero de Salud del Gobierno de La Rioja; Raquel García Gordón, responsable de Market Access de Novartis Farmacéutica, y
Antonio Arraiza, director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza.


El encuentro ha reunido a profesionales sanitarios y ha contado con la participación de Mª Luz de los Mártires, directora gerente del Servicio Riojano de Salud; Antonio Arraiza, director de Asistencia Sanitaria Osakidetza; Cristina Ibarrola, director gerente del Servicio Navarro de Salud, y Ángel Sanz, director gerente del Servicio Aragonés de Salud, quiénes han puesto de manifiesto las experiencias de sus propias comunidades autónomas.

La directora gerente del Servicio Riojano de Salud, a través de su ponencia La tecnología al servicio de la gestión del paciente crónico ha indicado la apuesta de La Rioja por las nuevas tecnologías “a través de la implantación de dos módulos imbricados en HCE (Historia Clínica Electrónica), gestor de pacientes y gestor de cronicidad, que permiten al profesional conocer a tiempo real el estado de salud de los pacientes, posibilitando la planificación de acciones preventivas y programas diseñados por patología codificada”,

Asimismo, ha hecho hincapié en los recursos tecnológicos necesarios en la atención sanitaria que contribuyen a mejorar la calidad asistencial del paciente crónico y ha señalado que “han dotado de una solución tecnológica a los profesionales sanitarios que les ayuda y facilita el contacto directo con los pacientes crónicos allí donde estén y cuando lo necesite”. Del mismo modo, ha comentado que la página web del Servicio de Salud de La Rioja incorpora información útil sobre hábitos saludables y medidas preventivas en las patologías de mayor prevalencia con la finalidad de la autogestión y que disponen de plataformas colaborativas entre profesionales.

Por su parte, Antonio Arraiza, ha centrado su intervención en la Estrategia Colaborativa en Seguridad del Paciente impulsada por el Servicio Vasco de Salud, que persigue la implicación del conjunto de la corporación (Osakidetza) con el objetivo de promover la cultura de la Seguridad del Paciente entre sus profesionales. En este sentido, ha indicado que “hemos desarrollado un modelo de participación sustentado en una serie de grupos de trabajo específicos para cada una de las líneas de trabajo, así como en una figura presente en cada una de nuestras organizaciones”.

También ha hecho referencia al reto actual de lograr la máxima implicación del conjunto de agentes involucrados: directivos, referentes de seguridad y cada profesional de la organización. “En las próximas semanas dispondremos de un cuadro de mando corporativo para la seguridad del paciente que permitirán efectuar un seguimiento y una monitorización del avance de los proyectos incluidos en cada línea estratégica”, añade Arraiza.

La directora gerente del Servicio Navarro de Salud se ha centrado en el Plan de Salud 2014-2020 en el que se definen las línea estratégicas prioritarias de salud entre las que destacan algunas nuevas como la atención a los pluripatológicos, la prevención de la discapacidad y la estrategia de atención a urgencias tiempo-dependientes. Sobre los objetivos del plan ha indicado que “tienen indicadores de resultados en salud con metas concretas que permiten la evaluación de las estrategias y la implementación de acciones de mejora”.

Durante su ponencia también destaca aspectos como la culminación del proyecto de contabilidad analítica del Servicio Navarro de Salud que permitirá el análisis de coste por paciente. También los cuadros de mandos clínicos y de gestión orientados a resultados en salud como herramienta de ayuda a los profesionales y el proceso de acreditación de un instituto de investigación sanitaria en Navarra. De esta manera, estará entre los 5 mejores institutos a nivel nacional y que posibilitará el impulso de la investigación traslacional mejorando la calidad de atención sanitaria a los ciudadanos.

Por último, Ángel Sanz, durante su conferencia “Las tecnologías de información y comunicación como elemento de transformación de los sistemas públicos de salud” ha hecho hincapié en cómo afectan las TIC tanto en los servicios no clínicos como en los asistenciales y ha indicado que “su introducción en las organizaciones de los servicios de salud ha tenido como consecuencia una tendencia hacia la planificación y contratación centralizada de parte de los servicios de carácter no clínico, con una gestión desconcentrada de los mismos en los centros asistenciales”.

En cambio, la introducción de las TIC en los servicios de carácter clínico, han evolucionado hacia el trabajo en red, facilitando la colaboración entre niveles asistenciales y sobre todo, entre los diferentes centros hospitalarios. En este sentido, añade que “permiten mantener cierta autonomía en la gestión clínica pero siempre en un marco de homogenización de los diferentes protocolos clínicos buscando la calidad asistencial basada en la evidencia”.