La reducción afecta a subsidios por riesgo durante el embarazo y la lactancia, por lesiones o mutilaciones y por la asistencia a grandes dependientes



23 oct 2015. 11.39H
SE LEE EN 3 minutos
Cristina Alcalá. Madrid
El gasto de las prestaciones económicas por incapacidad temporal (IT) de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) se ha reducido en más de 20 millones de euros en tres años (3,4 por ciento menos), tal y como evidencia el último informe fiscalizador de Tribunal de Cuentas y publicado este viernes en el BOE.

María López de la Rica, directora de Muface.

En concreto, la entidad que actualmente dirige María López de la Rica ha pasado por gastar 159.786.979 millones de euros en 2007 a 139.669.396 millones de euros en 2010. Más detalladamente, el documento del Tribunal de Cuentas especifica la caída de este gasto partida a partida.

En el caso de las prestaciones de incapacidad temporal por riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural, el presupuesto bajó de 140.080.805 en 2007 a 118.011.974 millones de euros en 2010 (-22.068.831 millones). En cuanto a las indemnizaciones por lesiones, mutilaciones o deformidades causadas por una enfermedad profesional o acto de servicio, el descenso se cifra en 156.982 euros, pasando de 1.475.000 millones a 1.318.018 en tres años.

Solo las prestaciones para la remuneración de la persona encargada de la asistencia del gran inválido han visto incrementar su partida en los años analizados (+2.108.229 millones de euros), pasando de 18.231.174 millones en 2007 a los 20.339.403 millones de 2010.

Consejos del Tribunal de Cuentas

Para subsanar esta situación, el Tribunal de Cuentas publica una serie de recomendaciones, en el informe publicado este viernes en el BOE, dirigidas tanto a Muface como al Ministerio de Hacienda.

En el caso del primero, insta a “continuar avanzando en la mejora y sostenibilidad del vigente modelo y los principios que lo inspiran que cuenta con el respaldo fundamental de la gran mayoría de los funcionarios públicos”. Asimismo, pide “implementar mejoras en las actuaciones de seguimiento de estas prestaciones, de control de gasto con un efecto fundamental para mejorar la gestión de las mismas atendiendo a los principios de eficiencia, eficacia, economía y legalidad”; y “seguir impulsando los procedimientos de control interno utilizados en la gestión de estas prestaciones económicas que pudieran considerarse adecuados para subsanar deficiencias”.

En cuanto al departamento ministerial del que depende Muface, este organismo pide “seguir las recomendaciones del Tribunal de Cuentas en relación con las prestaciones de incapacidad objeto de esta Fiscalización” e instar al departamento que dirige Cristóbal Montoro a daptar los créditos presupuestarios de estas prestaciones.

Toque de atención a Muface

No es la primera vez que el Tribunal de Cuentas pone su vista en Muface. El pasado mes de junio, este organismo explicó, ante la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados, la situación de la mutualidad. En esta ocasión, le requirió regular su contabilidad, después de detectar varias deficiencias en la concesión de bajas por incapacidad temporal para embarazadas y madres en periodo de lactancia.

En concreto, el Tribunal de Cuentas comprobó que Muface pagó, en el año 2010, unos 24.000 reconocimientos médicos para este colectivo, pero que solo se realizaron 1.891. Un desbarajuste que argumentó diciendo que “Muface tenía conocimiento de la fecha del alta médica del mutualista después de haber pagado el reconocimiento”.

Es por ello, que la Cámara Baja aprobó en su momento una nueva regulación de gastos, pagos, intervenciones y contabilidad de la mutualidad en este sentido, con el objetivo de corregir futuras desviaciones presupuestarias.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al BOE con el informe fiscalizador de Muface

El Congreso ‘mete en vereda’ a Muface (29/06/15)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.