14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Mendoza asegura que ningún extranjero se queda sin asistencia sanitaria

Indicó que 115 personas no cumplían con los criterios de inclusión o no entregaron documentación necesaria

mié 04 marzo 2015. 18.30H
Redacción. Tenerife
La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha asegurado que ningún extranjero sin permiso de residencia se ha quedado sin cobertura sanitaria en las islas tras la aplicación del Real Decreto 16/2012.

Brígida Mendoza.

En respuesta a una pregunta de NC, recordó que la Consejería dispone de un correo electrónico específico para la comunicación de incidencias por parte de las ONG que asisten a estas personas, y afirmó que no consta "ni un solo caso" por falta de atención.

Brígida Mendoza ha explicado que la Consejería ha recibido 642 solicitudes de extranjeros para poder recibir asistencia sanitaria, de los que 367 ya pueden ser atendidos y 36 están subsanándose por falta de documento o no haber incluido criterios de inclusión.

Asimismo, indicó que 115 personas no cumplían con los criterios de inclusión o no entregaron documentación necesaria, y 124 personas han desistido de su solicitud o han sido denegadas por contar con otro tipo de seguro o ingresos económicos que no habían declarado.

El diputado de NC, Román Rodríguez, señaló que, según la última información que han facilitado las ONG que asisten a las personas que no tiene derecho a asistencia sanitaria, en Canarias sólo se han facilitado entre 147 y 149 tarjetas sanitarias, lo que supone una cifra "ridícula".

En este sentido, consideró que tener a estas personas fuera del control y seguimiento del sistema sanitario es una medida "poco inteligente", por lo que pidió a la consejera que copie al País Vasco y Navarra, que regularon este tema de manera "rápida y eficaz".

Brígida Mendoza respondió que lo "poco inteligente" fue la publicación del Real Decreto por parte del Gobierno de España, y recordó que fue el Instituto Nacional de la Seguridad Social, y no el Ejecutivo canario, quien quitó el derecho a la asistencia sanitaria a este colectivo.

En cualquier caso, le rogó que si conocía un solo caso de un médico que se haya negado a atender a una de estas personas, se lo hiciera saber para poner en marcha "soluciones inmediatas".