Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Miércoles, 22 de abril de 2015, a las 13:03
Redacción. Sevilla
Más del 80 por ciento de los egresados en Ingeniería en Tecnología de la Comunicación, la conjunta de Educación Primaria y Educación Musical, Ingeniería Técnica Agrícola en Industrias Alimentarias, Medicina, Podología y Diplomado en Óptica y Optometría consiguen un empleo un año después de finalizar los estudios. Esta es una de las principales conclusiones del ‘Estudio de la situación laboral de las personas egresadas en enseñanzas universitarias en Andalucía’ realizado por el Observatorio Argos del Servicio Andaluz de Empleo, dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.

José Sánchez Maldonado, consejero de Economía.

Según indica la Consejería en una nota, el estudio analiza la situación laboral de este colectivo al año de finalización del curso académico en el que se graduaron 2012-2013 (entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014) e incluye a las 30.358 personas egresadas identificadas de primer y segundo ciclo, además de las 7.704 egresados en másteres y 1.293 personas egresadas en doctorado de las nueve universidades andaluzas.

El informe desvela que a 30 de septiembre de 2014, el 44,44 por ciento de las personas identificadas como egresadas durante el año académico se encontraban afiliadas en alta a la Seguridad Social. Por rama de estudio, destacan las Ciencias de la Salud en el caso de las titulaciones largas (Medicina, Farmacia, Odontología entre otras), en las que el porcentaje de inserción supera el 76 por ciento y las titulaciones cortas de Ciencias Experimentales (Estadística, Nutrición y Óptica), con más de 58 por ciento, y las Enseñanzas Técnicas (Ingenierías), con algo menos del 55 por ciento.

En relación con el género, existen diferencias entre hombres y mujeres. Mientras el porcentaje de hombres egresados afiliados en la Seguridad Social asciende a 45,88 por ciento, el de mujeres es del 43,43 por ciento. En este sentido, el informe indica que “se observa mayor dificultad de las mujeres para acceder al mercado laboral tras el año del egreso, aún estando casi 18 puntos porcentuales por encima la proporción de mujeres egresadas”.

Si se consideran las cinco titulaciones con mayor importancia por su número de egresados (con más de 1.000), el porcentaje de inserción es superior al porcentaje general en los diplomados de empresariales (51,3 por ciento) y de los licencias en Administración y Dirección de Empresas (51,3 por ciento), siendo por el contrario inferior en el caso de Derecho (24,8 por ciento de inserción) o Psicología (33,9 por ciento) y Psicopedagogía, con un 43,5 por ciento.

El estudio también desvela que el 10,6 por ciento de los egresados que empiezan a trabajar lo hacen como autónomos, principalmente en las titulaciones de Ciencias de la Salud y las titulaciones cortas de Ciencias Experimentales, con un 14,8 por ciento y Humanidades, con un 12,9 por ciento.

Por rama de estudio, son las titulaciones cortas en Ciencias Sociales y Jurídicas y las titulaciones largas de Ciencias Experimentales las que presentan los mayores porcentajes de parados mientras que las titulaciones largas de Ciencias de la Salud son las que menos registran, alcanzando niveles de 5,39 por ciento de parados.