Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15

Más de 5 millones de euros han sido destinados desde 2013 para el tratamiento de la hepatitis C

En este sentido, a “ningún paciente extremeño, se le han negado” los nuevos fármacos

Jueves, 22 de enero de 2015, a las 17:23
Redacción. Mérida
El consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández, ha destacado que la comunidad ha destinado más de cinco millones de euros desde 2013 para tratamientos para la hepatitis C, y ha recalcado que “ningún paciente extremeño al que en este momento un médico le haya prescrito un fármaco nuevo para la hepatitis C se le ha negado, ni se le ha limitado".

Hernández.

Estas declaraciones han sido realizadas en respuesta a la pregunta parlamentaria formulada por Izquierda Unida. Así, Hernández ha señalado que, hasta ahora, han sido presentadas 110 solicitudes de tratamiento ante el comité técnico, creado en la comunidad hace unos meses para el abordaje de dicha patología, y todas estas peticiones "han sido gestionadas", dispensándose, en todos los casos, el tratamiento más idóneo “con independencia de su coste".

Criterios científicos

Por su parte, el diputado de IU Víctor Casco ha reclamado que, a la hora, de establecer los tratamientos ante dicha enfermedad "rijan los criterios científicos y médicos y nunca los económicos". Además, ha pedido al consejero que aclare  el presupuesto destinado a los enfermos de hepatitis C y a los medicamentos así como el número de pacientes que recibe tratamiento y de qué tipo en la comunidad.

Se trata de poder valorar posteriormente "si efectivamente" el Gobierno regional está "siguiendo criterios médicos" en el abordaje de dicha patología "o, por el contrario, como han denunciado algunos familiares, se siguen "criterios puramente económicos".

"Nosotros quisiéramos que se siguieran exclusivamente criterios científicos y nunca jamás criterios económicos" en los tratamientos de hepatitis C, ha dicho Casco, quien ha señalado que "una sociedad que se precie no puede condenar a sus ciudadanos a la muerte teniendo posibilidades mediante tratamientos, medicamentos, de poder solventar esa enfermedad".