Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:10

El 10% de los madrileños con más de 40 años padece EPOC

Neumomadrid realiza pruebas espirométricas en 15 hospitales de la comunidad autónoma

Miércoles, 18 de noviembre de 2015, a las 13:28
Javier Barbado / Imagen: Joana Huertas. Madrid
El 10 por ciento de los madrileños de 40 años en adelante padece enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y el 75 por ciento de ellos lo ignora, según ha dado a conocer a Redacción Médica la neumóloga coordinadora del Grupo EPOC de Neumomadrid (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica –Separ–), Myriam Calle, en el Día Mundial de esta patología.

La neumóloga Myriam Calle informa de cómo se diagnostica y trata la EPOC.

A propósito de esta conmemoración, la propia Separ lleva a cabo acciones en todo el país encaminadas a concienciar sobre el diagnóstico precoz de la enfermedad y la posibilidad de tratarla con buenas expectativas de evolución y calidad de vida.

Para detectarla a tiempo, la prueba más sensible y coste-efectiva es la espirometría, según han declarado el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Luis Álvarez-Sala, y la propia Myriam Calle.

Por esta razón y con motivo del Día Mundial de la EPOC, que en esta edición lleva por lema ‘No es demasiado tarde’ y se enmarca en el Año SEPAR 2015-2016 de la EPOC y el Tabaco, Neumomadrid ha instalado en 15 hospitales de la sanidad pública de la comunidad autónoma un stand a la puerta de cada recinto en el que al menos dos médicos (por lo general, un adjunto o jefe de Servicio responsable, en el hospital, del Grupo EPOC de esta sociedad científica, acompañado por residentes de Neumología) ofrecen espirometrías gratuitas a todo aquel que quiera someterse a la prueba, capaz de medir una serie de variables (entre otras, el volumen de aire espirado en un tiempo dado) con valor diagnóstico de la EPOC.

“En la Comunidad de Madrid, más de un 10 por ciento de los sujetos mayores de 40 años van a padecer esta enfermedad; sin embargo, muchos de ellos no están diagnosticados (más del 75 por ciento) y, por eso, hoy les informaremos de esta patología y les haremos un test de la función pulmonar, una espirometría, para saber si pueden padecerla”, ha explicado Calle.

Espirometría: instrucciones de uso

“Para realizar esta prueba, el paciente debe respirar con normalidad varias veces y, acto seguido, hacer una inspiración y espiración profundas para que, así, podamos valorar si existe obstrucción en la vía aérea”, ha añadido. “Un paciente mayor de 40 años que haya fumado y que padezca una obstrucción detectada en la espirometría, ya tiene hecho el diagnóstico de EPOC”, ha revelado.

Con relación a su tratamiento, Calle ha aclarado que, en primer lugar, el diagnóstico per se sirve para que el paciente abandone el hábito de fumar para evitar el desarrollo y la gravedad de la enfermedad. “En segundo lugar, disponemos de tratamientos broncodilatadores y antiinflamatorios que bajan la inflamación de la vía aérea, mejoran la capacidad respiratoria, evitan las complicaciones y los ingresos y aumentan la calidad de vida y la supervivencia”.
 
De manera que “disponemos de herramientas capaces de mejorar la expectativa y calidad de vida” del paciente. “Gracias al tratamiento, puede vivir sin sufrir la enfermedad con una buena esperanza y calidad de vida”, ha remachado.

En la fotografía, de pie, a la izq., Myriam Calle. El médico residente de cuarto año de Neumología en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid Asier Bengoechea. A continuación, José Luis Álvarez-Sala (de pie) y Mariano Pastor, presidente de la Asociación de Enfermos y Familiares con déficit de Alfa-1-Antitripsina, más dos pacientes voluntarios a ambos lados de la imagen.