Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Luz verde a la ley que fija un máximo de 1.900 habitantes para establecer una farmacia

El PSOE asegura que el texto no ha sido consensuado y el PP considera que ha habido acuerdo con todo el sector

Jueves, 19 de febrero de 2015, a las 18:35
Redacción. Toledo
El pleno de las Cortes ha aprobado, con los votos de la mayoría del PP, el Proyecto de Ley de modificación de la Ley de Ordenación del Servicio Farmacéutico de la región, que incluye un máximo de 1.900 habitantes para que pueda existir una oficina de farmacia en un núcleo de población a través de la única enmienda del Grupo Parlamentario popular que ha llegado al debate en la cámara.

José Ignacio Echániz.

Esta propuesta del PP incorporada al texto de la ley fija en 1.900 habitantes, 100 más que anteriormente, el máximo para establecer una farmacia. Según esta normativa recién aprobada, además, podrá establecerse una nueva oficina de farmacia siempre que el resto de población resultante de dividir los habitantes del núcleo de población por 1.900 supere los 1.600 habitantes, cifra que antes era de 1.500 habitantes.

Por contra, han quedado rechazadas las nueve enmiendas del PSOE, en las que rechazaban esta cifra máxima para establecer una oficina de farmacia, lo que a su juicio provocará carencias en núcleos poblaciones más dispersos, así como la ausencia del "farmacéutico titular" o la vuelta "al sistema de botiquines".

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha asegurado que con esta norma el Gobierno ha querido completar la reforma en la prestación de medicamentos y "dar un paso más en la protección de las farmacias rurales". Según ha recalcado, casi la mitad de la población de la región, correspondiente a algo menos de un millón de habitantes, vive en zonas rurales, y sus vecinos, en gran medida personas mayores, "tienen un servicio sanitario de máxima calidad gracias a los farmacéuticos".

Por ello, ha dicho que ese "compromiso" de los farmacéuticos "merece el reconocimiento de todo el Gobierno regional". "Los farmacéuticos han sido parte activa del desarrollo de esta ley, y son quienes mejor conocen el sector", ha señalado. Así, ha recalcado que se trata de una norma "dialogada", y esta reforma legislativa "no habría sido posible sin sus aportaciones que han perfeccionado el texto".

Entre los beneficios de esta ley expuestos por Echániz, se conseguirá hacer más viables las farmacias más pequeñas, con aspectos como que las farmacias más cercanas a centros sanitarios serán las que se encarguen de facilitar medicamentos, "y no como ocurría antes". Por su parte, el diputado socialista Fernando Mora ha criticado que se apruebe una "ley de pastiche" porque los 'populares' reforman una parte y no reforman "la otra", abocando al cierre "a las farmacias rurales a medio y largo plazo" y dejando a municipios de Castilla-La Mancha sin oficinas de farmacia. Mora ha lamentado que en lugar de que el PP se haya sentado a consensuar esta ley de farmacias con su grupo, va a aprobar ahora una ley que no cuenta con el consenso del sector farmacéutico, y que cuando pierdan las elecciones, el PSOE va a tener que volver a modificar.

ENLACE RELACIONADO


El PSOE rechaza la ley de farmacia porque “aboca al cierre” al 25 por ciento de rurales  (19/02/15)