Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

La Comisión de Sanidad del Senado cita a Ana Mato para el 17 de abril

Con cinco peticiones, la oposición considera urgente su comparecencia tras más de un año

Miércoles, 06 de marzo de 2013, a las 17:42

María Márquez. Madrid
No cuenta con 51 solicitudes de comparecencia como ocurría en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso sino con cinco, pero los portavoces de la oposición en el Senado también urgen a la ministra Ana Mato que vuelva a la Cámara alta tras más de un año de gestión de la sanidad nacional. La presidenta de la Comisión, Carmen de Aragón, se ha comprometido este miércoles con los portavoces que le planteará la posibilidad de que acuda a la próxima sesión, a celebrar el día 17 de abril.

De izquierda a derecha, los portavoces de Sanidad en el Senado de los grupos socialista, María Chivite; Entesa, Mónica Almiñana; CiU, Coralí Cunyat; y Grupo Vasco, José María Cazalis.

La portavoz socialista de Sanidad en el Senado, María Chivite, se pregunta si la ministra “se toma en serio su labor” ante la ausencia que ha protagonizado en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales. Chivite asegura que hay “suficiente contenido” como para exigir su presencia y así lo ha hecho constar su grupo formulando tres de las cinco peticiones de comparecencia que arrastra Mato desde el pasado año.

Coralí Cunyat, portavoz de CiU, va más allá y asegura que es precisamente a la Cámara alta donde “más debería acudir” la ministra teniendo en cuenta que “al gobernar a golpe de real decreto, las decisiones no llegan al Senado”. A Cunyat le parece una “falta de respeto a la Cámara” que los senadores no conozcan “qué impacto han tenido las medidas tomadas, qué ahorro se está consiguiendo, qué errores se han cometido o qué cambio de enfoque habría que tomar en algunos casos”.

En términos menos ‘urgentes’ se manifiesta el portavoz del Grupo Parlamentario Vasco, José María Cazalis, si bien matiza que la presencia de Ana Mato en la Comisión de Sanidad del Senado sería “muy conveniente” dado “el alcance de los problemas actuales y la importancia que la ciudadanía da a la sanidad”. Especialmente preocupado por el impacto del copago en el uso de los medicamentos, Cazalis asegura no entender esta distancia entre Mato y los senadores “porque no pretendemos meterle el dedo en el ojo”, sino que todo se reduce a que “una vez que toma medidas, tiene que explicar por qué las ha tomado y qué consecuencias tienen”.

Para Mónica Almiñana, portavoz de la Entesa, ‘el regreso’ de Mato a esta Comisión sería “lo más adecuado” tras haber gestionado “cambios que han sido muy importantes para la gente, y en un momento muy complicado”. Además de no compartir el “cambio del modelo” contemplado el Real Decreto 16/2012, Almiñana muestra reticencias sobre anuncios ministeriales relativos a que los parados no se ven afectados por el copago farmacéutico ya que, según ella, “los datos que manejan las farmacias son de rentas de hace dos años”. También cuestiona la marginación del inmigrante irregular apuntando futuros problemas “de salud pública” y mayor gasto sanitario que se derivarán de esta medida, y critica que “la excusa utilizada haya sido la del turismo sanitario” porque se trata, explica, de colectivos muy diferentes.

Las solicitudes de comparecencia

Tres en 2012 y dos el presente año. Es el balance de las solicitudes realizadas en su mayoría por el Grupo Parlamentario Socialista (tres de cinco), si bien una de ellas se escapa del ámbito estrictamente sanitario, al pedir explicaciones “sobre la defensa y protección de los consumidores y usuarios”.  Los derechos sexuales y reproductivos y la subasta de medicamentos de la Junta de Andalucía, son las otras dos cuestiones de interés para los socialistas. Por su parte, Entesa registraba en abril de 2012 la petición de conocer los “acuerdos tomados en el Consejo Interterritorial del 18 de abril de 2012”, y Convergéncia i Unió se ha interesado este año por el “cumplimiento de las sentencias” del Constitucional y el Supremo que “determinan que la gestión de ayudas y subvenciones para fines de interés social con cargo al 0,7 por ciento del IRPF corresponden a las comunidades autónomas”.

La Comisión de Igualdad ha tenido menos ‘suerte’ que la de Sanidad

A diferencia de las explicaciones que ofreció sobre las líneas generales de la ‘tercera pata’ de sus políticas, la Igualdad, a los diputados en la Cámara baja, Ana Mato no ha comparecido ni una sola vez en el organismo homólogo del Senado. Más de un portavoz en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales forma parte de la de Igualdad, de ahí que lamenten también esta ausencia durante los últimos 15 meses. En este caso, son cuatro las solicitudes de comparecencia con las que cuenta la ministra, incluida una propia fechada en diciembre de 2011.