Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

Los programas electorales sanitarios de PP y PSOE, con más similitudes que diferencias

Coinciden en la necesidad de incentivar a los sanitarios, modernizar la AP o extender la historia clínica digital

Jueves, 19 de mayo de 2011, a las 18:32

Leire Sopuerta Biota.
Las propuestas electorales recogidas en los programas electorales sanitarios del PP y del PSOE tienen más similitudes de las que aparentemente parece, debido a las continuas acusaciones y promesas que candidatos de uno y otro grupo exponen. Además, estas coincidencias se basan en aspectos muy importantes, básicos y primordiales para el buen funcionamiento del sistema sanitario.

Isabel Pérez Espinosa y Javier Fernández, los candidatos del PP y del PSOE a la presidencia del Principado de Asturias.

En este sentido, y como es natural, ambos grupos apuestan por un sistema público, de acceso universal y basado en los principios de la equidad, cohesión, calidad y sostenibilidad. Asimismo, quieren que sea un sistema eficiente y eficaz en su gestión. Por ello, el PP apuesta por “una gestión económica transparente” y el PSOE por una “gestión eficiente que permita mejorar la salud y construir cohesión”. En el ámbito de los recursos humanos también hay coincidencias. PSOE y PP apuestan por incentivar a los profesionales sanitarios.

También coinciden en la necesidad de fomentar la coordinación entre los distintos niveles asistenciales. En concreto, el PSOE habla de “salud pública, atención primaria y atención especializada”. De igual forma, ambos programas electorales recogen la incorporación de las nuevas tecnologías. El PSOE considera “una prioridad continuar con la incorporación de las tecnologías de la comunicación y también de las tecnologías sanitarias diagnósticas y terapéuticas punteras, así como incorporar su evaluación”. Y el PP asegura que “implantará los mecanismos tecnológicos necesarios en todas las áreas sanitarias”.

La extensión de la historia clínica electrónica es otra de las propuestas compartidas, así como el fomento de la participación de los ciudadanos, el impulso del papel de la enfermería, la mejora en las listas de espera y la modernización de los servicios de salud. También los dos grandes partidos han apoyado un programa de detección del cáncer de colon.

El aumento de las unidades de cuidados paliativos es otro de los puntos en común, al igual que la modernización de la Atención Primaria, el impulso a la asistencia sociosanitaria, el apoyo a la investigación y el apoyo a la salud mental. En este último punto, el PP propone un Plan Integral de Salud Mental y el PSOE apuesta por un “sistema de apoyo y fomento” de la misma.