Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Los prejuicios raciales quedan fuera de la consulta

En escenarios ficticios, la mayoría de los médicos muestran inconscientemente prejuicios raciales y sociales

Sábado, 28 de marzo de 2015, a las 14:00
Redacción. Madrid
Un estudio publicado en ‘Jama Surgery’ desvela que los prejuicios de los médicos hacia personas de otras razas y estatus social no interfieren en los cuidados que éstos dan a sus pacientes. Según ha explicado Adil Haider, coordinador del estudio y médico en el Center for Surgery and Public Health at Brigham and Women’s Hospital in Boston; “cuando se analizan escenarios ficticios, la mayoría de los médicos muestran inconscientemente algunos prejuicios raciales y sociales, pero no influyen en sus decisiones sobre qué cuidados deben dar a sus pacientes”.

El estudio señala que los pacientes negros son más propensos a morir después de una lesión traumática que los de raza blanca.

“Sin embargo, estudios anteriores si ponían de manifiesto que existía una conexión entre los prejuicios de los médicos y el cómo eran tratados los pacientes, pero los resultados de estas investigaciones”, ha asegurado Haider, “no son definitivos”. “Debemos hacer ensayos formales y observacionales para ver qué está ocurriendo en la vida real y valernos de otras herramientas como la empatía”, ha explicado.

Haider y su equipo han escrito en ‘Jama Surgery’ sobre las lagunas que existen entre las razas en cuanto a los cuidados de salud. Como ejemplo señalan que los pacientes negros son más propensos a morir después de una lesión traumática que los de raza blanca.

Para el nuevo estudio, los investigadores han investigado a 215 médicos (la mayoría desarrollan su actividad en Traumatología en el Johns Hopkins Hospital en Baltimore) y han testado su nivel de prejuicios hacia personas de diferente raza y estatus social y económico. Los resultados apuntan que, de media, los médicos tenían un nivel moderado de prejuicios raciales y denotaban una fuerte preferencia por las clases altas.

De las 27 posibles decisiones médicas que los participantes en el estudio podían tomar, solo se encontraron tres que podían haberse visto afectadas por prejuicios. Los investigadores señalan como ejemplo que los médicos son menos proclives a prescribir pruebas de imagen a pacientes que han sufrido un accidente, si el paciente tiene una clase social más baja. Los autores del estudio advierten que no saben si sus resultados reflejan lo que ocurre en la realidad.