12 dic 2018 | Actualizado: 18:10

Los pediatras piden a las CCAA un esfuerzo económico para acordar un calendario único “de máximos”

Recuerdan que la vacunación es la “acción en prevención más importante que existe en la sanidad”

lun 27 febrero 2012. 18.20H
Javier Leo. Madrid

Serafín Málaga, presidente de la AEP, David Moreno, coordinador del Grupo de Vacunas de la AEP, y Begoña Domínguez, presidenta de la Aepap.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) han pedido a las comunidades autónomas que realicen un esfuerzo económico con el fin de consensuar un calendario vacunal único “de máximos”. Según ha explicado a Redacción Médica el presidente de la AEP, Serafín Málaga, “llevamos esperando desde 1994 para que se cumpla este compromiso, proponiendo año tras año un proyecto de calendario razonable y coste-eficiente”. “Estamos hablando de evitar muertes, no es de recibo que se dé esta discusión por motivos económicos”, ha aseverado Málaga.

Sobre los acuerdos que se llevarán al Consejo Interterritorial de mañana miércoles (lea aquí noticia relacionada), el coordinador del Grupo de Vacunas de la AEP, David Moreno, ha explicado a este diario que la edades acordadas por los técnicos son “un gran adelanto”, aunque consideran “prioritario” que se incluya la vacuna del neumococo y que la de la varicela se administre a los 15 meses para “no dar un paso atrás”. “Entendemos que es complicado realizar esta inversión por el momento económico que atravesamos, pero el calendario vacunal debe ser una prioridad”, ha añadido.

Por su parte, la presidenta de la Aepap, Begoña Domínguez, ha asegurado a Redacción Médica que sería “absolutamente inaceptable” no incluir la vacuna del neumococo en el calendario final ya que, “al final, la gente con menos recursos es la que saldría más perjudicada”. “Hay que recordarle a los políticos que la vacunación es la acción en prevención más importante que existe en la sanidad”, subraya. Resulta “incomprensible”, continúa, que, “pudiéndose evitar las enfermedades mediante vacunas, no se pongan medios para generalizarlas, cuando se están haciendo inversiones desproporcionadas en asuntos mucho menos importantes que la salud de la población”.