13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Los pactos de gestión mantendrán al paciente en la red pública

No modificarán las condiciones de los profesionales, según Sanidad

Miércoles, 18 de noviembre de 2015, a las 18:43
Cristina Mouriño. Madrid
La sanidad pública sale reforzada de los llamados pactos de gestión en los que trabaja la Consejería de Sanidad de Madrid junto a los diferentes servicios hospitalarios. Tal y como ha explicado el director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), “serán centros públicos los que asuman las operaciones de aquellos que tengan mayor lista de espera”.

César Pascual.

César Pascual ha desmentido que “exista un compromiso o una obligación de derivar”. El objetivo de la Consejería  es “mejorar el rendimiento de todos los hospitales públicos y para ello aquellos que tengan menos demora o que directamente no tengan lista de espera asumirán los pacientes de aquellos centros que sí la tengan, siempre respetando la libertad de elección de los ciudadanos y cumpliendo con lo marcado en la ley de garantías de tiempos máximos de espera”, ha añadido Pascual.

El director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria ha señalado que también se busca mejorar la jornada de mañana. “Si hay compromiso de mejora se pueden negociar estos pactos también para darle la oportunidad a la mañana”. Pascual ha aclarado que los centros gestionados por concesión administrativa quedan fuera de estos pactos porque “lo que se pretende es mejorar el rendimiento de la pública e ir reduciendo, progresivamente, los conciertos”. Hasta el momento se han firmado 26 pactos.

En cuanto a las condiciones de los profesionales, César Pascual ha subrayado que “no se modifican ni hay un incremento retributivo porque es productividad variable”. Preguntado sobre las especialidades que tienen mayor lista de espera, el director general ha recordado que Traumatología y Oftalmología lideran este ranking.

La medida, que “tendrá un ahorro diferido a medio plazo, si se consolida el modelo”, viene a mejorar la lista de espera y supone un punto y aparte con el anterior sistema, el de las llamadas peonadas. “La perversión de las peonadas era que significaban actividad pura y dura, pero este modelo no son solo objetivos de rendimiento, sino que contemplan también objetivos de calidad, de mejora de la organización, disminución de la variabilidad clínica, accesibilidad y ambulatorización de procesos, entre otros”, ha concluido.

ENLACES RELACIONADOS:

Así son los pactos de ‘autogestión’ de Madrid (02/11/15)