Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Los MIR piden más supervisión para evitar errores

El 85 por ciento de los residentes se adhieren a las guías clínicas

Viernes, 06 de junio de 2014, a las 13:14
Hiedra García Sampedro. Bilbao
Los médicos internos residentes (MIR) han protagonizado la primera jornada del 47º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) que se celebra en Bilbao hasta el lunes. En una mesa redonda sobre la calidad de la atención vista por los residentes, han informado de que el 40 por ciento de los errores médicos se deben a una falta de supervisión del MIR.

Régulo Ávila, Pedro Jorge Marcos Rodríguez (Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña), Victoria Villena (12 de Octubre), Patricia Sobradillo (Hospital Universitario de Álava), Estefanía Llopis y Estíbaliz Pérez.

Sin supervisión, aumenta la probabilidad de los diagnósticos errados o un mayor número de complicaciones relacionadas con los procedimientos. Por esta razón, los residentes que han participado en el VI Foro Nacional de Neumólogos Jóvenes, han solicitado que se supervise su formación y su trabajo para evitar los errores.

Estefanía Llopis, del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha asegurado que durante junio y julio se producen más errores por la salida de los residentes que acaban su formación y la entrada de los que empiezan su especialización. Hay estudios que evalúan la morbilidad y mortalidad, la mayoría en Estados Unidos, que evidencian las complicaciones surgidas en esta etapa de recambio, sin embargo, analizan los resultados de los hospitales en general, no solo del trabajo de los residentes.

"Las soluciones a estos problemas serían mejorar la supervisión de los residentes, el entrenamiento previo, que permanezcan los MIR que acaban por lo menos una semana para que ayuden a los que empiezan, graduar la responsabilidad clínica o escalonar las fechas de inicio de los nuevos residentes para que sea más gradual", opina Estefanía Llopis.

"Seguro que el 90 por ciento de los pacientes prefieren que les atienda un adjunto experto", asegura Estíbaliz Pérez, de Bilbao, quien comenta que a la mayor experiencia y conocimientos de un experto se contrapone que el residente tiene más entusiasmo, más empatía con el paciente y sigue más las guías clínicas en vez de fiarse de su propia experiencia. El 85 por ciento de los MIR se adhieren a estas guías.

Según Estíbaliz Pérez,del Hospital Universitario de Cruces en Bilbao, "cuanto mejor nos formemos como residentes, mejores adjuntos seremos". Los estudios muestran que los residentes que sacaron peores resultados en unos exámenes que evaluaban los conocimientos teóricos y prácticos, a lo largo del tiempo en su ejercicio profesional también estaban entre los perfiles bajos en cuanto a experiencia de calidad. En definitiva, las calificaciones pueden ser predictores significativos de los futuros problemas de la calidad asistencial.

"Los residentes mayores, aún sin supervisión, tienen los mismos resultados que los adjuntos", ha subrayado Régulo Ávila, del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, quien cree que el supervisor no necesariamente debe haber completado su entrenamiento, sino que puede ser un residente mayor, siempre que tenga más entrenamiento que el supervisado.