Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:05

Los médicos serán autoridad pública frente a las agresiones

Asegura que las medidas laborales del Pacto por la Sanidad pasarán a la Mesa Sectorial

Martes, 20 de octubre de 2015, a las 13:50
Redacción. Santander
El Gobierno de Cantabria PRC-PSOE ha trasladado al Colegio de Médicos de la región que ninguna de las reivindicaciones laborales del colectivo contempladas en el Pacto por la Sanidad suscrito a principios de este año bajo el mandato del PP “se corta”.

Tomás Cobo y Miguel Ángel Revilla.

Uno de los temas que han tratado en su encuentro ha sido la protección de los médicos agredidos física o verbalmente, Revilla ha indicado que es un tema que “preocupa” porque “ha ido a más”. No obstante, ha considerado que está “bastante bien encauzado”, ya que serán considerados por ley funcionarios públicos y la Fiscalía podrá actuar “con contundencia” ante estas agresiones, ya que hasta ahora, y en “algunos casos”, se veían en un “gran desamparo”.

Por su parte, Cobo ha valorado el hecho de “dar un paso más” para que la agresión al médico se convierta en un delito contra la autoridad pública y el Código Penal contemple la condena al agresor.

“Parece que nada de lo que habíamos puesto en el Pacto por la Sanidad se corta, sino que, muy al contrario, se continúa con el desarrollo que habíamos firmado”, ha manifestado el presidente de la organización colegial, Tomás Cobo, al término de una reunión con el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla.

Cobo, que ha valorado la “tranquilidad” que desde el nuevo Ejecutivo les han transmitido en este sentido, ha explicado que las reivindicaciones laborales de los médicos contempladas en el Pacto por la Sanidad han sido trasladadas a la Mesa Sectorial, por parte de la consejera del ramo, la socialista María Luisa Real.

Así, aunque están pendientes de reuniones para abordar el asunto, “parece” que “nada” de lo planteado por los profesionales sanitarios “se corta”, sino que continúa el desarrollo de estas reivindicaciones, ha señalado Cobo que, acompañado de miembros de la Junta Directiva del Colegio, ha expuesto a Revilla distintas acciones en marcha, como la protección de los médicos agredidos o la validación y acreditación de los profesionales. El presidente cántabro ha trasladado a la organización colegial el apoyo de su Ejecutivo a éstas y otras acciones.

 En cuanto a la acreditación y validación de la profesión médica, medida que está “en ciernes”, el presidente cántabro ha opinado que es una iniciativa “muy interesante”. Y es que aunque pueda encontrar “algún tipo de reticencia” entre el colectivo, el hecho de que “cada cierto tiempo” se acredite que médicos y enfermeras están “en perfecto estado” para ejercer su actividad constituye, ha dicho, una “garantía” para el ciudadano y una “autoexigencia” de los profesionales sanitarios, que él valora “muy positivamente”.