17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Los medicamentos, a la cabeza de la subida del IPC

El dato general, del 0,2 por ciento, es la tasa más baja registrada por el IPC en un mes de enero

Viernes, 14 de febrero de 2014, a las 12:15

Redacción. Madrid
Los precios de los medicamentos y productos sanitarios han subido un 2,3 por ciento en el último año, según los datos que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto es 2,1 puntos porcentuales por encima del IPC general, cuya variación anual se ha situado en el 0,2 por ciento en enero. No obstante, este último dato, una décima menor que el mes anterior, es la tasa más baja registrada en un mes de enero desde que comenzó la serie, en 1961.

La salud se convierte en el tercer impulsor del indicador, tras vestido/calzado y vivienda, después de pasado el efecto de las convulsiones de 2012 (copago y desfinanciación) y a la espera de una Orden de Precios de Referencia que debería haberse aprobado a mediados del año pasado y que todavía está pendiente.

El sector, no obstante, espera que las rebajas de precios continúen cuando se apruebe dicha Orden. Antes tendrá que entrar en vigor el Real Decreto de Precios de Referencia, que se encuentra en manos del Consejo de Estado. Éste emitirá su dictamen en unas dos semanas aproximadamente.

La subida de precio con respecto al mes anterior es más bien testimonial, del 0,1 por ciento. No obstante, esta cifra contrasta fuertemente con la general, que muestra una caída un 1,3 por ciento, liderada por las rebajas en moda y complementos de ropa.

Contraste con diciembre

Los datos de fármacos y material sanitario también han variado sustancialmente respecto a los indicadores de diciembre, cuando la tasa anual caía un 0,5 por ciento, de forma similar a la mensual.

Por comunidades autónomas, el País Vasco sigue registrando el mayor incremento en los precios de las medicinas. La tasa anual se sitúa en el 8,8 por ciento, si bien es cuatro décimas menor que la que dio el INE el mes anterior. Cataluña es la siguiente autonomía en subidas, con el 2,2 por ciento de variación anual. En el lado contrario se sitúa Madrid, donde los precios se han reducido un 0,8 por ciento en el último año.