Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00

Los manifestantes ocupan la gerencia de Son Llàtzer como protesta por su gestión

Los sindicatos participantes denuncian el abuso en el horario de las jornadas laborales

Viernes, 05 de octubre de 2012, a las 16:59

Redacción. Palma de Mallorca
Un centenar de manifestantes han ocupado la gerencia del hospital Son Llàtzer en señal de protesta por la mala gestión que está llevando a cabo en materia de contrataciones. Los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad han trasladado así el malestar entre los trabajadores que denuncian el abuso en el horario laboral y la falta de un comité de seguridad y salud.
 

Manifestantes durante la protesta.

La protesta, la cual se realiza cada viernes en los centros sanitarios, ha concluido con una incursión en las oficinas de gerencia donde, ante la ausencia del máximo responsable, han conseguido trasladar sus peticiones a un representante, cuyo compromiso se limita a “trasmitir la información al gerente”, ha informado Satse.

El Sindicato de Enfermería ha recordado que el Hospital Son Llàtzer ha contratado a enfermeras que “no están inscritas en la bolsa de trabajo”. Es más, cargos directivos del centro reconocen que se han saltado la bolsa de empleo porque “quieren a gente con un perfil especial” y que las contrataciones se hacen “por decisión propia”. El Satse ha declarado que contratar personal a dedo vulnera los acuerdos de contratación y los principios de igualdad, mérito capacidad que establece la contratación pública.

“Abusos” con las 37,5 horas

Otra de las irregularidades que el sindicato ha denunciado es el abuso en el horario de personal sanitario desde que se ampliara la jornada a 37,5 horas semanales. Ha declarado que “hay empleados en Son Llàtzer que acumulan la media hora diaria que supone el incremento, en un solo día”. Lo que significa que “una vez a la semana algunos trabajadores realizan una jornada de 9 horas y media que, sumada a la hora de comer se traduce en una estancia de 10,5 horas en el hospital”.

“El hospital además ha violado constantemente el derecho a la información a  los representantes legales de los trabajadores, denegando datos básicos, ocultando las actuaciones del hospital en materia de contratación y recursos humanos, y también obstaculizando los mecanismos de control de la prevención de riesgos laborales”, ha explicado el Sindicato de Enfermería.

Satse ha recordado en este sentido que desde que se creó a principios de año la Junta de Personal se tenía que haber constituido también el Comité de Seguridad y de Salud. “Casi ha pasado un año y se ha hecho oídos sordos a las tres peticiones por escrito presentadas por el Sindicato de Enfermería así como a las recomendaciones de Inspección de Trabajo”. Son Llàtzer carece de un órgano primordial para la prevención de riesgos laborales que permitiría llevar a cabo acciones de prevención, informar de los puestos de adecuación, vigilar su cumplimiento y seguir los protocolos en esta materia.