Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

Los inmigrantes igualan a los españoles en donación de órganos

España cuenta con la tasa de negativa familiar de donante fallecido más baja del mundo: un 16 por ciento.

Lunes, 10 de agosto de 2015, a las 14:03
Redacción. Madrid
La tasa de donación de órganos en España no entiende de nacionalidades. Así lo ha señalado el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, quien, en una entrevista concedida a Radio Nacional, ha destacado que “los inmigrantes que fallecen en España están donando al mismo nivel que los españoles”,  alcanzando un porcentaje de entre el 8 y el 10 por ciento.

Rafael Matesanz.

Matesanz cree que “se están rompiendo muchos tabús”, dado que muchos donantes proceden de lugares donde la donación no existe y “cuando conocen el sistema de forma adecuada, funciona”. Para el responsable, la clave se encuentra en la entrevista que se realiza a los familiares del donante fallecido y apunta al “buen funcionamiento del sistema” como el argumento que explica esta positiva tendencia.

“Todo está protocolizado, hay que saber qué decir y no decir, como afrontar la relación con la familia, y los que tienen más experiencia dicen que lo más importante es escuchar. La familia tiene una fase de duelo que es normal pero, si se sabe escuchar y consolar, al final es la propia familia la que acaba ofreciendo la donación. Pese a ello, siempre va a haber un porcentaje que van a reaccionar con una negativa”, que, en nuestro país, se cifra en un 16 por ciento, el más bajo a nivel mundial.

El director de la ONT ha puesto como ejemplo el caso de Reino Unido, cuya tasa de negativas familiares es de un 40 por ciento y se reduce al nueve por ciento en pacientes de nacionalidad británica atendidos en España. “Los ingleses donan más en España que en Reino Unido. Eso demuestra que el sistema funciona mucho mejor y que los coordinadores hacen su trabajo de forma profesional”, ha defendido.

Por otro lado, Matesanz  se ha mostrado optimista y confía en llegar este año a los 40 donantes por millón de habitantes, unas cifras que inicialmente estaban previstas para el año 2020, lo que va a permitir.  Además, ha recordado que el trasplante se ha convertido en una intervención eficaz a largo plazo, ya que hace que el beneficiado tenga entre un 70 y un 75 por ciento de probabilidades de seguir con el órgano funcionando pasados los primeros 10 años.

“Son cifras espectaculares. No hablamos de terapias para salvar unos años, sino para toda la vida”, ha destacado Matesanz, quien ha resaltado asimismo la figura del donante de riñón, “un ejemplo que la sociedad debe reconocer y aplaudir”.

ENLACES RELACIONADOS

Nuevo protocolo de la ONT para trasladar pacientes que necesiten un trasplante (29/06/2015)

Un 13% más de donantes en lo que va de 2015 (20/04/2015)