Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Jueves, 24 de enero de 2013, a las 18:46
RECIBE EL GALARDÓN  “APORTACIONES A LA SOCIEDAD SANITARIA”
Los informáticos premian al Marina Salud de Dénia
Los directivos del centro entregan el presente a los directivos de la SEIS

Redacción. Alicante
El director gerente de Marina Salud, Ángel Giménez, acompañado por la directora de Gestión Sanitaria y Sistemas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Marisa Correcher, y el director de Organización y Tecnologías de la Información de Marina Salud, Vicent Moncho, han recogido este jueves el premio otorgado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) en el ámbito de “aportaciones a la sociedad sanitaria”.

Ángel Giménez, gerente Marina Salud.

Se trata de la XVIII Edición de estos Premios Nacionales de Informática de la Salud, cuyo objetivo consiste en reconocer a los profesionales, medios de comunicación, aportaciones científicas y organizaciones, tanto privadas como públicas, que más han contribuido a lo largo del año 2012 al desarrollo y consolidación de las Tecnologías de la Información en el ámbito sanitario. Con este galardón, el Hospital Marina Salud de Dénia, se consolida como uno de los hospitales más tecnológicos de España. Este reconocimiento se suma a una larga lista de premios recibidos durante 2012.

Entre los galardones destaca el otorgado por Himss Analytics, que ha situado al Hospital Marina Salud de Dénia a la cabeza de España en sistemas de tecnología aplicada a la salud, por el nivel de implantación de su historia clínica electrónica “Cerner Millennium”. El Hospital Marina Salud ha sido el primer centro de España  y el segundo en Europa en recibir este nivel: el nivel 7 sobre 7 de la tabla Emram del Himss. Este nivel solo se obtiene tras la previa certificación en el nivel 6, y se refiere a la capacidad de dar soporte a la decisión clínica para que mejore los resultados en la atención a la salud.

Se concreta en aspectos como: algoritmos complejos desarrollados para la prevención de sepsis; reglas de condición lógica que guían la práctica clínica y que han reducido las radiografías de tórax innecesarias en protocolos preoperatorios en pacientes menores de 60 años; y alertas de alergias, rango de dosis e interacciones que han permitido la modificación de la prescripción médica en el 37,2 por ciento de los casos, evitando posibles efectos adversos relacionados con la medicación.