19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Los ‘deberes’ de la Subcomisión de Sanidad, en ‘stand by’

Solo CiU ha presentado su propuesta de cuestionario para dirigir a las autoridades sanitarias

Jueves, 25 de octubre de 2012, a las 00:49
María Márquez. Madrid
La segunda reunión de la Subcomisión de Sanidad, ya sin la presencia del PSOE e Izquierda Unida, ha sido una mera toma de contacto sin demasiados frutos, porque el cuestionario que los grupos parlamentarios deberían haber hecho para ponerlo en común y enviarlo a autoridades sanitarias (Gobierno y autonomías) con el fin de identificar los problemas de sostenibilidad del SNS, solo ha sido presentado por la portavoz de CiU, Conxita Tarruella.

La portavoz de CiU, Conxita Tarruella.

Este miércoles, el resto de grupos parlamentarios (PP, UPyD, Grupo Vasco y Grupo Mixto) han pedido una moratoria para desarrollar el mencionado cuestionario. Este es el primer paso de la hoja de ruta propuesta por Tarruella, y aprobada el 19 de septiembre por todos los portavoces (también el PSOE e IU), al que seguirá la elaboración de un listado de comparecientes para enriquecer las conclusiones del trabajo parlamentario.

La Comisión tendrá que esperar

La próxima cita de la Subcomisión no se ha fijado aún, y lo mismo ocurre con la convocatoria de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, en un principio prevista para el próximo 30 de octubre pero que sin embargo tendrá que ser aplazada por la celebración del pleno del Congreso ese mismo día a las 9 de la mañana. El presidente de la Comisión, Mario Mingo, ha convocado a los portavoces para ese día con el objetivo de concertar la futura sesión, la cual teniendo en cuenta las elecciones catalanas, es probable que no vaya a producirse antes de finales del mes de noviembre. Para no dilatar aún más los tiempos de los trabajos de la Subcomisión, los portavoces de PP, UPyD, Grupo Vasco y Grupo Mixto han acordado celebrar en una misma jornada las dos reuniones.