Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

“Lo sociosanitario no debe llevar guión”

Resalta la importancia del espacio sociosanitario y la Medicina individualizada

Lunes, 21 de septiembre de 2015, a las 21:39
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega y Cristina Cebrián. Madrid
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, ha puesto el acento  en una “Medicina social centrada en el paciente” como lema que seguirá el departamento que encabeza además de otorgar especial prioridad a las familias como “ejes vertebradores” de la asistencia sanitaria.

El consejero mantiene su firme apuesta por establecer un verdadero ámbito de atención sociosanitaria.

Sánchez Martos aspira a alcanzar un "Medicina social centrada en el paciente".


“Me hubiera gustado ser consejero de Salud y Bienestar Social”, ha subrayado en alusión a la importancia que quiere darle al espacio sociosanitario, del que ha precisado que, contra los cánones académicos del momento, prefiere verlo escrito sin guión, todo junto, por cuanto, así, refleja mejor su verdadero significado. “Todas las empresas tienen su parcela de Responsabilidad Social Corporativa; también debe ocupar aquí su lugar la sociosanitaria”, ha apostillado, "porque lo sociosanitario no debe llevar guión, es uno, y es por lo que nos debemos guiar".

Sánchez Martos se ha mostrado muy complacido de presentar unos galardones en los que él mismo fue premiado y ha sido varias veces finalista en las sucesivas ediciones; alabó el trabajo de Sanitaria 2000, grupo empresarial editor de Redacción Médica, y del jurado, que consideró “complicada” al tener que seleccionar cinco artículos de entre varias decenas.

El titular de la sanidad madrileña también se refirió, uno por uno, a los artículos premiados. Aludió al escrito por De Lorenzo sobre el final de la vida, y, en este sentido, precisó que, desde su punto de vista, “el encarnizamiento terapéutico es la antítesis de la eutanasia pasiva”.

Comités de Ética y labor de Inidress

También reparó en el escrito de Inés Galende sobre los Comités de Ética de la Investigación (CEI) y apoyó sus conclusiones, entre otras la necesidad de protegerlos y fomentarlos y reducir la burocracia. Y aludió al texto de Jaime del Barrio, ex director general del Instituto Roche,  sobre el genoma humano; y al de Koldo Aulestia, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzhéimer y otras Demencias (Ceafa), enfatizando su deseo de que el consejo profesional acompañara a cualquier diagnóstico precoz, sin duda necesario para ralentizar el avance de las enfermedades crónicas neurodegenerativas.

También mencionó, en varias ocasiones y de forma expresa, al Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social y Sociosanitaria (Inidress), del que abaló la labor de su presidenta, Virginia Donado-Mazarrón, presente en la ceremonia, amén del neumólogo del Ramón y Cajal de Madrid, Salvador Díaz-Lobato, uno de los premiados en el certamen.