Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Viernes, 06 de febrero de 2015, a las 13:19
Redacción. Toledo
Se estima que entre un 4 por ciento de la población masculina y un 2 por ciento de la femenina padecen apnea del sueño, un trastorno que se manifiesta con despertares durante el sueño y que afecta a la calidad de vida de los pacientes. Con el objetivo de ayudar a los pacientes a reconocer la importancia de su tratamiento, el Centro de  Especialidades de Illescas (CEDT) ha organizado tres y el de Ocaña dos encuentros, centrados en los ‘Problemas de cumplimiento con el tratamiento de apnea del sueño’, cada uno de ellos con una sesión posterior de seguimiento, para la que han contado con la colaboración de Linde Healthcare en la parte formativa y audiovisual de la charla. Esta iniciativa, promovida por Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, ha permitido reconocer el papel del paciente en cuidado de su enfermedad, creando diferentes escenarios entre médico-paciente y compartiendo experiencias.

Pacientes y profesionales participantes en el Aula Respira celebrada en Illescas.Pie


Durante su celebración los expertos han abordado la importancia de que los pacientes conozcan los beneficios de seguir correctamente el tratamiento con equipos CPAC (presión positiva continua en la vía área) durante el sueño, así como la importancia de seguir una dieta y unos hábitos de vida saludables para mejorar su calidad de vida. Según María José Espinosa de los Monteros Garde, facultativo especialista del área de Neumología del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, “es fundamental realizar sesiones de este tipo para que los pacientes conozcan más de cerca cuáles son los problemas de no seguir el tratamiento o los beneficios que tiene a largo plazo el paciente si sigue el tratamiento”.

Las sesiones no sólo abordan el programa educativo inicial del paciente, a los tres meses de la charla se les cita de nuevo, realizando un seguimiento y evaluando el impacto de la charla en su tratamiento y los beneficios obtenidos. “Son sesiones grupales, de 10 pacientes en las que se comprueba si han seguido las pautas y consejos y si ha mejorado la adherencia al tratamiento” explica la doctora Espinosa.

ENLACES RELACIONADOS:

La Autónoma de Madrid y Linde crean una cátedra sobre gestión integral del enfermo respiratorio crónico (23/09/14)