20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Las urgencias sanitarias han descendido un 3,5 por ciento, según Oliván

El PSOE ha sostenido que este año se ha llegado a “poner en riesgo” la calidad y la seguridad del servicio y de los profesionales

Viernes, 08 de marzo de 2013, a las 16:37

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha afirmado que la presión asistencial sobre las urgencias sanitarias ha descendido un 3,55 por ciento en la Comunidad Autónoma entre septiembre de 2012 y febrero de 2013, respecto al mismo periodo de 2011 y 2012.

Ricardo Oliván, consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia.

En el transcurso de una interpelación planteada por el diputado del PSOE, Eduardo Alonso, en la sesión plenaria de las Cortes, Oliván ha aportado datos que indican un descenso del número de actos médicos en urgencias en el periodo mencionado.

Entre septiembre de 2011 y febrero de 2012 se registraron 199.734 visitas a urgencias hospitalarias y entre septiembre de 2012 y febrero de 2013 fueron 192.649 las consignadas.  

Durante los sábados de enero y febrero de 2012 en Zaragoza fueron atendidas 8.763 urgencias hospitalarias y en el mismo periodo de 2013 se contabilizaron 8.713, es decir, 50 actos médicos menos.

Respecto al incremento de la presión en urgencias durante los meses de invierno en relación a otros periodos del año, Oliván ha señalado que este fenómeno "ha ocurrido todos los años con mayor o menor virulencia".

Sobre los Puntos de Atención Continuada (PAC), que abren los sábados en centros de salud en horario de 15.00 a 20.00 horas, el consejero ha recalcado que "en ningún caso ningún médico" ha recibido más de 20 pacientes en este horario y la media ha sido de 15.

Calidad y seguridad del servicio

El socialista Eduardo Alonso ha sostenido que este año se ha llegado a "poner en riesgo" la calidad y la seguridad del servicio y de los profesionales de las urgencias, y ha apuntado que muchos inmigrantes indocumentados acudieron a las urgencias por falta de tarjeta sanitaria, cuando tendrían que haber sido atendidos en centros de atención primaria.

Además, ha aseverado que los servicios de urgencias están colapsados porque hay "demasiada presión asistencial". Ha considerado que este servicio debe "resolver incertidumbres" de los pacientes en cuanto a su diagnóstico. Los recursos materiales deben permitir el trabajo de los profesionales y garantizar la identidad del paciente.

Eduardo Alonso también ha recordado que el PP, cuando estaba en la oposición, se quejó en reiteradas ocasiones de la existencia de camas cruzadas. En este punto, ha opinado que desde que gobierna el PP se está produciendo un "deterioro" de la calidad del servicio de urgencias, se han realizado modificaciones del mapa sanitario y se han recortado los horarios de atención continuada. Así, ha criticado el cierre de los centros de salud los sábados por la tarde.