23 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:10

Las unidades de gestión clínica no tendrán personalidad jurídica propia y serán voluntarias

Se regirán por contratos de gestión entre las unidades y la gerencia del centro

Sábado, 08 de febrero de 2014, a las 10:54
Cristina Mouriño. Madrid
El proyecto de gestión clínica que ultima el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad será un ‘decreto paraguas’ bajo el cual el departamento de Ana Mato quiere aunar todas las normativas autonómicas. Así se ha puesto de manifiesto durante la jornada La toma de decisiones de Gestión Clínica, organizada por la Fundación Gaspar Casal en Santiago de Compostela.

Ana Mato.

La norma en la que trabaja el Ministerio comparte aspectos con las normas de Galicia y Asturias, entre otras. Así, el borrador de decreto de gestión clínica contempla la voluntariedad de los profesionales de constituirse en unidad de gestión clínica y la voluntad de que no tengan personalidad jurídica propia. Asimismo, establece que su funcionamiento se regirá mediante la firma de acuerdos de gestión entre las unidades y las gerencias de los centros.

La intención de Sanidad ha sido en todo momento el de hacer una normativa ‘paraguas’ que suponga un modelo de gestión clínica cohesionado y común para todo el territorio español.

Durante el encuentro, la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) ha ofrecido su colaboración para elaborar indicadores más cercanos a cada especialidad que rijan el funcionamiento de las UGC. A su juicio, el modelo de futuro en la gestión clínica se asimila más a las Entidades de Base Asociativa catalanas (EBA) que a los modelos actuales que tienen una autonomía más limitada.

ENLACES RELACIONADOS:

Facme reclama a los gerentes crear unidades de gestión clínica (07/02/14)

La Seram declara la ‘guerra’ al modelo “hueco” de gestión clínica que proponen las CCAA (22/12/13)