14 dic 2018 | Actualizado: 08:40

Las operaciones ambulatorias se impulsarán con la ampliación de Cabueñes

Se espera tener listo el equipamiento hospitalario el próximo mes de marzo

mié 04 febrero 2015. 17.39H
Redacción. Oviedo
El director general de Planificación, Ordenación e Innovación Sanitaria, Mario Margolles, ha asegurado que, con la ampliación del Hospital de Cabueñes, que se iniciará por las Urgencias, se impulsarán las operaciones ambulatorias.

Margolles.

Estas declaraciones se producen tras reunirse con los coordinadores de los grupos de trabajo que participan en la definición de las propuestas de mejora y ampliación del hospital. Precisamente, de un encuentro como éste saldrán las necesidades en cuanto a equipamiento hospitalario, que se espera tener listo el próximo mes de marzo, de cara a poder licitar en abril el proyecto de diseño arquitectónico de la ampliación hospitalaria. Un proyecto que se prevé que cubra necesidades en los próximos 30 años.

En general, Margolles ha concretado que no se trata de ampliar el número de camas sino de crear un hospital más tecnificado que permita diagnósticos más rápidos y reducir el tiempo de internamiento del paciente.

Asimismo, se incidirá especialmente en los diagnósticos por imagen, y se potenciará el bloque quirúrgico, al fomentar las operaciones ambulatorias y reducir los tiempos en los postoperatorios. Para conseguirlo, dice, será fundamental impulsar las consultas externas y la ambulatorización para reducir la necesidad de camas. A largo plazo ya se trabajará en los laboratorios, la farmacia o la organización de la compra de productos.

Además, ha señalado que habrá que atender al reto de la cronicidad  o la polimedicación, por lo que se tratará de un reto funcional más que estructural para ajustarse a las nuevas necesidades poblacionales. Ha insistido, en este sentido, en que no habrá que ofrecer más camas sino más resolución a los problemas e incluso diagnósticos en el día y unidades de corta estancia.

Por último, con respecto al envejecimiento de la población, ha augurado que probablemente sea necesaria una coordinación sociosanitaria, ya que habrá consumo de recursos sanitarios y sociales "muy elevados", asociados por ejemplo a la dependencia y a la cronicidad.