Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Las farmacias reclaman los intereses de demora por los retrasos al Catsalut

Una sentencia da la razón a una botica y obliga la Administración a asumir el 8 por ciento

Jueves, 28 de mayo de 2015, a las 18:15
Redacción. Barcelona
Más de 2.000 farmacias han reclamado al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) que asuma los intereses de demora que se derivan de los insistentes retrasos en los pagos mensuales de los medicamentos dispensados. Lo han hecho a través del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña (CCFC), que es el organismo competente para tramitar este tipo de reclamaciones, según un convenio firmado en 1995 con la Generalitat.  

Josep María Padrosa, gerente del CatSalut.

Una sentencia del 7 de mayo del juzgado contencioso administrativo 2 de Barcelona reconoce por primera vez el derecho de las boticas a reclamar directamente al CatSalut los intereses de demora y a cobrarlos. La sentencia,  contra la que no cabe recurso, condena al CatSalut a pagar 3.188,84 euros en concepto de intereses de demora a la propietaria de una botica barcelonesa que denunció directamente a la administración catalana a través de Global Abogados.

La titular del juzgado reconoce el derecho de la afectada a cobrar el 8 por ciento de los intereses, que es el umbral establecido por la Ley de Morosidad, y rechaza el 2% que pretendía pagar el CatSalut en caso de condena. Ha presentado dos reclamaciones colectivas para exigir los intereses de demora a la Generalitat, aunque con posterioridad a la de la farmacéutica barcelonesa que protagoniza la sentencia, y todavía están pendientes de juicio.

El ente que aglutina a los colegios farmacéuticos ha celebrado esta primera sentencia, teniendo en cuenta que sienta jurisprudencia y abre la puerta a que las más de 2.000 reclamaciones individuales interpuestas de forma colectiva reciban una respuesta favorable. La primera de las demandas se interpuso en julio de 2013, aunque se formalizó en marzo de 2014, y reclama los 12,4 millones de euros de los intereses sumados por el retraso en el pago de las facturas de los últimos cinco meses de 2011 y de enero a octubre de 2012.

La segunda se presentó el 30 de octubre de 2014 y se formalizó el pasado 20 de abril, y reclama 9,8 millones de euros de los meses de enero a abril y de septiembre a diciembre de 2013, el resto no, porque el CatSalut abonó las facturas antes de la fecha que correspondía, y de enero a marzo de 2014.