14 dic 2018 | Actualizado: 16:00

Las comunidades rechazan que las balanzas fiscales sirvan de base para financiar la sanidad

Madrid es la comunidad con mayor déficit, el doble que Cataluña

jue 24 julio 2014. 18.41H
Redacción. Madrid
Ante la publicación de las balanzas fiscales regionales, es decir, el reparto de ingresos y gastos, los presidentes autonómicos han criticado que este sistema pudiera servir de base para el futuro modelo de financiación autonómica. En opinión del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, estos datos llevan a una conclusión “irreal e injusta” que “enturbiará” la futura reforma del modelo.

Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera.

Herrera ha recordado que con el actual sistema se aporta a la comunidad 450 millones menos de los necesarios para cubrir las necesidades de educación, sanidad y servicios sociales. Por esta razón, el presidente castellanoleonés ha pedido una reforma porque el actual “conduce a un mayor endeudamiento para la comunidad”.

También el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha querido desvincular los dos sistemas, la balanza fiscal y el de financiación, ya que “no tienen nada que ver”, el primero “habla de los territorios”, el segundo “de los costes en sanidad, educación y servicios sociales, de personas”.

Por parte del Gobierno catalán, su presidente, Artur Mas, ha criticado que no se calcularan las balanzas fiscales siguiendo los dos métodos de carga-beneficio y de flujo monetario del déficit fiscal. Artur Mas asegura que la utilización solamente del primer método ha obedecido a un “interés político”, ya que con el segundo, el déficit de Cataluña “se dispara”.

Ignacio González y Artur Mas.

Según los datos publicados, Madrid sería la comunidad autónoma con mayor déficit fiscal y tendría el doble que Cataluña. Para Ignacio González, presidente madrileño, es necesario “corregir las deficiencias del modelo de financiación, porque los madrileños se ven extraordinariamente perjudicados por un modelo injusto porque deja de ser solidario en que no todos al menos recibimos lo mismo para la financiación de nuestros servicios", ha señalado González, quien ha insistido en que es "un modelo que perjudica gravemente a Madrid y está lleno de retorcimientos interpretativos" que hacen que Madrid reciba " una financiación por habitante muy por debajo de la que tiene otros" cuando es la región que más aporta.

En el caso de la Comunidad Valenciana, se trata de la tercera más perjudicada en su balanza fiscal con un saldo negativo de 2.018 millones (por delante se sitúan Cataluña –8.455– y Madrid –16.723–), hecho que ha llevado al presidente autonómico, Alberto Fabra, a declarar que “queda así demostrada la infrafinanciación” de la comunidad autónoma. “Alguno me considera muy beligerante, pero lo único que hago es defender los intereses de los ciudadanos de la comunidad, sobre todo en aquellas cuestiones que son justas”.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, ha suscrito la queja de su presidente respecto del Gobierno central y ha lamentado que “se ponga de manifiesto todavía más el esfuerzo que se está realizando desde el Gobierno valenciano para mantener las políticas sociales al nivel que se está haciendo”, es decir, como mínimo el mismo que el del resto de autonomías. “Cosa que se consigue gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios. Ésa es la visión que tiene el Gobierno valenciano”, sentenció.