14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Las CCAA descartan un alud de turistas sanitarios por los precios de los fármacos de hepatitis C

Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana afirman que la reglamentación impide que suceda

dom 19 abril 2015. 17.06H
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
La aprobación del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C ha supuesto lograr llevar los nuevos medicamentos contra esta enfermedad (entre ellos el famoso sofosbuvir) a  más de la mitad de los pacientes diagnosticados. Esta iniciativa se ha hecho realidad, en parte, gracias a los precios para estos fármacos logrados por el Ministerio de Sanidad, que, aunque no se han dado a conocer oficialmente, están muy por debajo de la media de otros países de la Unión Europea que sí han aprobado el producto.

Martí Sansaloni, consejero de Salud de Baleraes; Antoni Gilabert, gerente de Farmacia y Medicamentos del Catsalut, y Manuel Llombart, consejero de Sanidad de Comunidad Valenciana.

Con todo, esta diferencia de costes también podría tener sus riesgos. Durante la celebración del encuentro Directivos de la Salud de Canarias, que Sanitaria 2000 organizó en Gran Canaria hace unas semanas, a directora general de Programas Asistenciales del Servicio Canario de Salud, Antonia María Pérez, expresó su temor de que, al ser la comunidad canaria polo atractor de turistas, éstos opten por acudir al archipiélago a tratarse en lugar de en sus países de origen, dado el menor coste que va a tener el tratamiento en España al estar cubierto en buena parte por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Sin embargo, estos augurios no son compartidos por otras comunidades autónomas que también cuentan con gran cantidad de visitantes extranjeros. Así lo apuntan desde la Consejería de Salud de otro archipiélago, el de Baleares. “Hasta ahora los tratamientos de hepatitis C ya eran en España más económicos que en otros países de la UE y no ha habido un incremento en oleada de la demanda de pacientes extranjeros”, indican.

“Nosotros no estamos preocupados por este tema”, asegura Antoni Gilabert, gerente de Farmacia y Medicamentos del Servicio Catalán de Salud (Catsalut). “Para tener acceso a estos medicamentos un turista no puede venir sencillamente a buscarlos, y no tiene atención de especialista directa, que es quien tiene que prescribirlos”. En definitiva, precisa que es necesario que los que vayan a recibir estos productos, por cuestión de protocolos, tienen que estar empadronados en España, “por lo que dejan de ser turistas”.

La reglamentación es clara

Sin embargo, la normativa sanitaria impediría una avalancha de turistas en busca de medicamentos contra la hepatitis C, y así lo indican desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana. “En España se ha tenido especial preocupación por el ‘efecto llamada por el turismo sanitario’, en concreto en zonas costeras, pero en principio la hepatitis C no parece que pueda tener un efecto mayor que otras patologías, si la base de la llamada es el coste de los medicamentos financiados por el sector público. Hay una clara reglamentación que  evita, en general, estas situaciones”.

Los responsables de la sanidad levantina aclaran asimismo que “los precios de venta de los nuevos antivirales en el mercado sanitario privado se mantienen y son similares a los del resto de países de nuestro entorno. Únicamente el SNS tiene un precio financiado más bajo, fundamentalmente por el número tan importante de pacientes que se van a tratar, y desde ahí  no se puede vender a ciudadanos extranjeros o nacionales. Por lo tanto, no se podría producir efecto llamada solo por el hecho de precios de financiación más reducido en los tratamientos utilizados en el sector público".

ENLACES RELACIONADOS


Canarias teme una oleada de turistas para recibir tratamiento para la hepatitis C (27/03/15)