Las nuevas normativas educativas en acreditación docente y creación de universidades aún cuentan con aspectos a precisar



22 ago 2015. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
José A. Puglisi. Madrid
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha presentado dos nuevas regulaciones educativas para modernizar la normativa relacionada con la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios y la creación de universidades o centros universitarios. Una iniciativa que cuenta con el respaldo de la Conferencia Nacional de Decanos de la Facultades de Medina y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), instituciones que indican que los Real Decretos aún cuenta con asignaturas pendientes para un funcionamiento óptimo.

Domingo Sánchez y Víctor Expósito, vicepresidente y presidente de CEEM.

Uno de los aspectos a mejorar son los convenios para que los hospitales compartan la formación de alumnos provenientes de varias facultades. El vicepresidente del CEEM, Domingo Sánchez, ha precisado a Redacción Médica que la clausula requiere de “un desarrollo de tipo normativo que permita precisar las condiciones para el desarrollo de los convenios, garantizando que no se pase por encima de aquellas facultades que ya estén acreditadas”.

A pesar de que considera que los convenios están promovidos por presiones promovidas desde la Conferencia de Rectores de Universidades Privadas (CRUE), Sánchez confía en que la normativa ayudará a la regulación entre hospitales y facultades.

El presidente del CEEM, Víctor Expósito, quien cree que “no creemos necesaria que se abran más facultades de Medicina en España, ya que duplicamos las recomendaciones internacionales”, solicita “un mayor control estatal para que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) aplique sanciones en caso de no cumplirse los estándares de calidad con especial atención al no respeto al númerus clausus, que refleja las capacidades formativas de cada universidad”.

Además, Expósito precisa que “no tiene sentido que las facultades tengan sus primeras promociones tan solo tres años después de recibir la aprobación, por lo que la ANECA debería garantizar que en aquellas universidades que comiencen a ofrecer la titulación de Medicina se implante únicamente en primer curso”.

Acreditación docente
La regulación sobre la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios también cuenta con sus aspectos a mejorar, como por ejemplo, el modelo de evaluación. Un aspecto que, si bien fue recomendado por el Consejo de Estado antes de la aprobación del Real Decreto, no fue tomada en consideración.

El presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, Ricardo Rigual, ha explicado que la nueva normativa “prevé la creación de comisiones de acreditación y áreas de conocimiento, habiendo una determinada para Ciencias de la Salud, siendo ella la que deberá precisar los métodos de evaluación”. Es decir, dotar de mayor exactitud la escala alfabética (de la A hasta la E) que, hasta la fecha, se ha aprobado.

Para el vicepresidente del CEEM, Domingo Sánchez, también es un aspecto clave. “Es evidente que se deberá contar con una valoración lo más milimétrica posible. Por eso esperamos que, por medio de otro Real Decreto, se precise la normativa vigente”, indica a Redacción Médica.

ENLACE RELACIONADO:

Los centros de salud privados servirán para avalar nuevas facultades de Medicina (18/06/2015)

Educación ignora las sugerencias y aprueba su acreditación docente (17/06/2015)

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.